Renueva ONU entre críticas misión en Sahara Occidental

El Consejo de Seguridad aprobó hoy la renovación de la misión de la ONU en el territorio en disputa del Sahara Occidental, aunque evitó incluir un mecanismo de supervisión de derechos humanos, lo que generó críticas de organismos civiles.

La Misión de Naciones Unidas para el Referendo en el Sahara Occidental (MINURSO, por su acrónimo en francés) tiene como fin generar las condiciones para la organización de una consulta entre el pueblo saharaui para elegir el estatus de su territorio, independiente o como parte de Marruecos.

La resolución incluye varias referencias al reforzamiento del mandato de MINURSO para promover el respeto a los derechos humanos, aunque eliminó una recomendación del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, respecto a la inclusión de un mecanismo de supervisión.

El Centro para la Justicia y los Derechos Humanos Robert F. Kennedy (RFK Center) criticó hoy "el vergonzoso legado de MINURSO como la única misión de mantenimiento de la paz moderna que no tiene un mandato para dar seguimiento e investigar violaciones a los derechos humanos".

El director del RFK Center, Kerry Kennedy, señaló que la inacción de la ONU "significa un año más de violencia y vigilancia para el pueblo saharaui, y otro año más de impunidad para el pueblo de Marruecos".

Versiones de prensa indicaron que diplomáticos del Consejo de Seguridad han señalado a Francia como responsable por bloquear el mecanismo de supervisión de derechos humanos.

En ese sentido, el director de Human Rights Watch para la ONU, Philippe Bolopion, declaró en su cuenta de la red social Twitter que "Francia ha hecho posible la contraproducente alergia de Marruecos a la supervisión de derechos de la ONU" en el Sahara Occidental.

Por su parte, el representante permanente de Francia ante la ONU, Gerard Araud, ha negado esas acusaciones.