Iglesia católica y gobierno trabajarán muy de cerca: Cartes

El presidente de Paraguay, Horacio Cartes, anunció hoy que su gobierno trabajará de manera "más coordinada" con la Iglesia católica en el norte de su país, donde las demandas sociales "son más urgentes".

Desde El Vaticano, donde realiza una visita oficial, el mandatario dijo, en declaraciones divulgadas este martes por el portal de la agencia paraguaya estatal IP, que la situación actual de la relación entre su gobierno y la Iglesia católica "es muy positiva".

Sostuvo que en Paraguay la relación entre el Ejecutivo y la Iglesia católica atraviesa "un momento muy emblemático", y destacó que su administración se siente "muy confortable de poder trabajar muy de cerca con la iglesia".

Recordó que desde que asumió el poder, en agosto de 2013, ha estado rindiendo cuentas de las acciones del gobierno a la Conferencia Episcopal Paraguaya y que ahora se busca trabajar de forma aún más coordinada en el norte del país.

"Queremos agregar ahora en el norte del país para empezar a trabajar con los propios obispos. Hemos hablado ya con el propio nuncio, el representante del papa, monseñor Antonio Arietti, con monseñor Claudio Gimenez", acotó.

Explicó que "yo les anunciaba que a mi retorno (a Paraguay) estaríamos trabajando en forma conjunta con ellos, no para otra cosa, sino para atacar los problemas que queremos terminar".

Aclaró que en ese trabajo coordinado no hay "nada que esconder más que aprovechar el contacto que tienen (los obispos) con la gente, que nos van a hacer ver cosas que de repente nosotros no estamos viendo o que no estamos escuchando".

El norte de Paraguay es una de las regiones más pobres de este país sudamericano y su difícil situación económica y social se ha visto agravada por el accionar del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), grupo armado que concentra su accionar en esa zona.

El mandatario paraguayo comentó que "a pesar de ser muy visibles los problemas y las precariedades muy transversales en el país, siempre será una ayuda que podamos estar trabajando juntos".

"Estoy convencido de que trabajando juntos, la eficiencia del esfuerzo va a redituar en mejores resultados para todos", subrayó Cartes y recalcó que "cuando el gobierno y la Iglesia trabajan juntos, los problemas son atacados muy frontalmente y bien".