Se desconocen niveles de pobreza en Argentina

La pobreza en Argentina se convirtió en un misterio porque el gobierno canceló el informe anual y aunque los últimos datos oficiales reconocen un nivel del 5.4 por ciento, estudios privados la elevan hasta un 36.5 por ciento.

Los datos más recientes reconocidos por el oficial Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) se refieren al primer semestre de 2012 y aseguran que la pobreza afecta a dos millones 160 mil argentinos, es decir, al 4.7 por ciento de la población.

La indigencia, en tanto, también llegó a niveles récord y prácticamente desapareció, ya que impacta únicamente al 1.7 por ciento de la población, es decir, a unas 680 mil personas.

En Argentina, la pobreza se mide con base en la capacidad que tiene una familia tipo -madre, padre, dos hijos- para adquirir una canasta básica de alimentos, mientras que la indigencia implica que se carecen de recursos para comprarla.

El combate a la pobreza ha sido una de las principales banderas de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien en 2009 puso en marcha la Asignación Universal por Hijo (AUH), que es el principal programa social de su gobierno.

De hecho, la mandataria presume de manera frecuente la supuesta y drástica reducción de la pobreza, ya que hace una década alcanzaba al 54 por ciento de la población, en tanto que la indigencia superaba el 20 por ciento.

Las cifras, sin embargo, son cuestionadas desde que el gobierno intervino en 2007 el Indec y comenzó a manipular todo tipo de datos estadísticos.

Por eso es que la semana pasada, cuando el ministro de Economía, Axel Kicillof, canceló a último momento la presentación del informe sobre pobreza 2013, se desató un debate nacional por la desconfianza que hay en torno a los datos.

Ex trabajadores del Indec denunciaron entonces, con base en un estudio privado, que el verdadero nivel de pobreza alcanza al 36.5 por ciento de los argentinos, por lo cual el gobierno está ocultando a 13 millones de pobres.

Luego, la Universidad Católica Argentina estimó la pobreza en un 25.6 por ciento, mientras que el Instituto Pensamiento y Políticas Públicas aseguró que el 12 por ciento de la población es indigente.