Deja 17 muertos doble ataque en Irak en vísperas de comicios

Dos bombas explotaron hoy en un mercado popular en la provincia de Diyala, en el este de Irak, con un saldo de 17 muertos y más de 40 heridos, en vísperas de las primeras elecciones parlamentarias tras el retiro de las tropas de Estados Unidos en 2011.

Una de las bombas estalló en medio del principal mercado de verduras y carnes y la segunda poco después cerca de una salida con el fin de causar el mayor número de víctimas, informaron fuentes policiales iraquíes, citadas por la agencia de noticias Aswat al-Iraq.

Hasta ahora nadie ha reivindicado ambos atentados, sin embargo lleva el sello de milicianos sunitas inspirados en Al Qaeda que buscan minar los intentos del gobierno, liderado por chiítas, para mantener la seguridad en todo el país antes de los comicios de mañana miércoles.

Horas antes, un grupo escindido de Al Qaeda, el Estado Islámico de Irak y el Levante, se atribuyó la responsabilidad de la ola de ataques cometidos la víspera en Irak, entre ellos en varios centros de votación, que dejaron cerca de 50 muertos y decenas de heridos.

Alrededor de un millón de miembros de las fuerzas policiales y del Ejército estaban convocados la víspera a las urnas para poder garantizar la seguridad de los centros electorales el próximo miércoles, cuando la mayoría de los iraquíes podrá ejercer su derecho al voto.

Los atentados constituyen un intento de las milicias por desalentar la concurrencia de los ciudadanos a las urnas el miércoles, en la primera elección nacional desde 2011, cuando se retiraron las fuerzas estadunidenses.

Casi 20.5 millones de iraquíes están llamados a las urnas para elegir a los 328 integrantes del Consejo de Representantes, el Parlamento unicameral iraquí que deberá decidir el nuevo gobierno.

La coalición chiíta Estado de Derecho, dirigida por el actual primer ministro, Nuri al Maliki, es la favorita en estos comicios.

La alianza de al Maliki, que opta a su tercer mandato como jefe de gobierno, parte como favorito porque, entre otros motivos, su bloque ha conseguido evitar la fragmentación que sí han sufrido otros grupos que se presentaron a la anterior cita con las urnas.

Irak celebrará este miércoles elecciones parlamentarias en un momento en el que la violencia sectaria está alcanzando niveles similares a los de 2006, con más de 850 muertos este mes de abril y casi cuatro mil en lo que va de este año.