Diagnóstico oportuno, vital para enfrentar hipertensión pulmonar

Aproximadamente 50 por ciento de los pacientes con hipertensión pulmonar muere dentro de un periodo de dos años por falta de tratamiento oportuno, ocasionado principalmente por la confusión de síntomas de otras enfermedades.

De ahí la importancia de sensibilizar a la población en el conocimiento de los tres principales síntomas de la enfermedad: falta de aire, presencia de labios azules y cansancio, resaltó el cardiólogo-ecocardiografista de adultos, Luis Bojórquez.

En el marco del Taller Educativo para Periodistas Latinoamericanos sobre Hipertensión Pulmonar, organizado por la Sociedad Latina de Hipertensión Pulmonar y el laboratorio farmaceútico Bayer, explicó que la dificultad para respirar, labios de tono azul, dolor en el pecho, fatiga crónica, tos seca, mareos o desmayos, así como piernas o tobillos hinchados, pueden revelar la presencia de la hipertensión pulmonar.

Se trata de una enfermedad potencialmente mortal que afecta a más de 25 millones de personas en el mundo, de los cuales alrededor de dos mil enfermos existen en México.

Bojórquez señaló en entrevista que la hipertensión pulmonar es una enfermedad donde la presión media en la circulación pulmonar aumenta, lo que puede ser una consecuencia de diversas condiciones clínicas y su progresión es rápida.

Esto ocasiona que el lado derecho del corazón aumente su esfuerzo para hacer circular la sangre hasta inducir insuficiencia cardiaca y en muchos casos provocar la muerte.

El especialista señaló que aunque es dos veces más común en las mujeres, la hipertensión pulmonar afecta a personas de todas las edades, principalmente entre los 40 y 60 años, impactando sensiblemente la vida de quien la padece y sus familiares.

Sobre todo, añadió, porque los pacientes con hipertensión pulmonar pueden tener dificultad para efectuar tareas cotidianas como subir escaleras, caminar distancias cortas o simplemente vestirse, e incluso limita sus actividades laborales, afectando negativamente su economía y calidad de vida.

De acuerdo con la Sociedad Latina de Hipertensión Pulmonar, esta enfermedad puede ser causada por algunas enfermedades congénitas del corazón, padecimientos en pulmones y formación de coágulos sanguíneos en dicho órgano. Su presencia se asocia con enfermedad vascular del colágeno, VIH-Sida, y enfermedades autoinmunes que afectan al sistema respiratorio.

Por ello, Bojórquez insistió en que un diagnóstico temprano y el inicio del tratamiento adecuado pueden mejorar significativamente la calidad de vida de los pacientes y el pronóstico de la misma.

El diagnóstico incluye pruebas como ecocardiograma, electrocardiograma, cateterismo cardíaco derecho, examen de marcha por seis minutos y algunos marcadores de sangre, por ejemplo, la troponina T cardiaca y/o el péptido natriurético tipo B.