Pide presunto terrorista ser juzgado con base en el Corán en Canadá

Uno de los detenidos en Toronto por planear un ataque contra un tren en Canadá auspiciado por Al-Qaeda, insistió hoy ante la corte que quiere ser defendido por un abogado que se base en el Corán y no en un código penal "escrito por humanos".

Chiheb Esseghaier, originario de Túnez y residente en Montreal, hizo su presentación este día ante la justicia canadiense a través de un video.

En su breve aparición ante el juez de paz, dijo: "Estoy de acuerdo en tener un abogado pero espero que éste coopere conmigo. Necesito mi libro sagrado como referencia, no quiero un libro escrito por humanos".

El otro acusado es Raed Jaser, nacido en Emiratos Arabes Unidos y residente en Toronto, quien también fue presentado ante la corte este jueves.

Ambos están acusados de planear un atentado contra un tren de pasajeros que correría de Nueva York a Toronto.

Su detención, el pasado 22 de abril, tuvo lugar tras varios meses de investigaciones coordinadas por los servicios de inteligencia canadiense (CSIS) y estadunidense (FBI).

Los agentes de seguridad declararon que el ataque no era inminente pero aseguraron que los sospechosos eran asesorados por elementos de Al-Qaeda en Irán.

Raed Jaser, quien niega las acusaciones de terrorismo, ha sido acusado de fraude y de utilizar nombres falsos. Incluso enfrentó una deportación que Ottawa no pudo llevar a cabo, pues el gobierno de Emiratos Arabes Unidos no lo reconoce como su ciudadano por ser hijo de migrantes palestinos.

Esseghaier y Jaser, quienes permanecen incomunicados, serán presentados nuevamente ante la Corte el 3 y 25 de junio próximo, respectivamente.

Un tercer sospechoso de este atentado, Ahmed Abassi, de 26 años, fue detenido en Estados Unidos hace dos semanas.

Agentes de la Real Policía Montada de Canadá (RCMP) y del Servicio de Inteligencia Canadiense (CSIS) continúan con las investigaciones, pues al parecer habría otros sospechosos de lo que consideran el primer complot contra un objetivo canadiense planeado por Al-Qaeda.