Condena gobierno colombiano muerte de 10 militares en ataque de ELN

El gobierno de Colombia condenó hoy el ataque del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en el que murieron 10 militares y consideró "inaceptable" que esa guerrilla hable de paz mientras asesina soldados.

El ministro colombiano de Defensa, Juan Carlos Pinzón, condenó que el grupo insurgente haya "rematado a tiros de gracia" a miembros de la fuerza pública, pese a que "estaban rendidos o heridos" tras la emboscada, según las autoridades.

Integrantes del ELN atacaron la madrugada del miércoles a una patrulla del Ejército en un predio rural de Chitagá, en el departamento de Norte de Santander, y causaron la muerte a 10 uniformados y heridas a otros seis.

La acción insurgente se da en momentos en que esa guerrilla sostiene contactos con el gobierno del presidente colombiano Juan Manuel Santos con miras a establecer un eventual proceso de paz que ponga fin a 50 años de conflicto armado interno.

"Es aterrador que una guerrilla que expresa deseos de paz, actúe de esta forma", afirmó Pinzón al condenar el ataque insurgente, considerado el de mayor envergadura contra el Ejército por parte del ELN en los últimos años.

Para el ministro de Defensa, la emboscada en la que también fue secuestrado por el ELN uno de los militares "se convierte en una infracción al Derecho Internacional Humanitario (DIH) porque se trata de ejecutar a uniformados indefensos".