Busca Bolivia convertirse en "poderío económico" en la región

El vicepresidente de Bolivia, Alvaro García Linera, llamó hoy a su país a construir un "poderío económico" en el continente con la industrialización de sus recursos y su vanguardia científica-tecnológica.

Al inaugurar la III versión del Congreso de Gas y Petróleo, organizado por la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), el funcionario convocó a "levantar nuestra patria" y a "construir un poderío económico acá en el continente".

"Vamos a construir un poderío económico acá en el continente con nuestra naturaleza, con nuestros recursos naturales, con nuestros jóvenes, con nuestros intelectuales, con nuestros movimientos sociales y con nuestro presidente (Evo Morales)", dijo.

En declaraciones divulgadas por la estatal agencia boliviana ABI, García Linera explicó que en torno a la industrialización se van a generar las "vanguardias científicas tecnológicas" que convertirán a su país en una potencia a nivel regional.

"Nos ambicionamos como una potencia continental en las siguientes décadas, nos ambicionamos como un centro de integración del continente profundamente vinculado a los mercados internacionales", sentenció.

Aclaró, sin embargo, que al mismo tiempo "nos ambicionamos profundamente comprometidos con el mejoramiento de condiciones de vida".

García Linera aseguró que Bolivia será una potencia social, cultural y política "sin importar los sacrificios, los gastos y los esfuerzos" que se implementen en las siguientes décadas.

Sostuvo que Bolivia "tiene la misión de triplicar su Producto Interno Bruto (PIB) en 10 años", para "ingresar con una posición clara de fuerza e importancia continental", lo que situará al país entre las economías de mayor crecimiento en Latinoamérica.

Desde esa perspectiva, García Linera señaló que YPFB es uno de los siete pilares para lograr ese objetivo, por lo que pidió a esa empresa "potenciarse" con eventos como el Congreso de Gas y Petróleo, que se realiza en la ciudad oriental de Santa Cruz.

ABI explicó que el encuentro, al que asisten más de 900 participantes nacionales e internacionales y expertos en temas energéticos, tiene el objetivo de compartir experiencias y atraer más inversiones que beneficien a Bolivia.