Acepta mexicano culpabilidad en asesinato de agente de ICE

El mexicano Julián Zapata Espinoza se declaró hoy culpable de asesinar al agente federal de Estados Unidos, Jaime Zapata, en México en febrero de 2011, anunció hoy la corte federal del Distrito de Columbia en esta capital.

Zapata Espinoza, un presunto líder del cártel de los Zetas, y otros cinco miembros sospechosos de pertenecer a esa organización, fueron detenidos en México alrededor de una semana después del suceso.

Las autoridades mexicanas extraditaron a Zapata Espinoza a Estados Unidos, bajo los cargos de homicidio y uso de arma para cometer crimen violento.

El agente Zapata, quien falleció a los 34 años de edad, trabajaba para la Oficina de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE) y cumplía una comisión en México cuando fue asesinado.

Zapata fue sorprendido, junto con su compañero Víctor Ávila, por desconocidos armados cuando ambos viajaban en una camioneta blindada sobre la carretera federal 57 en el central estado mexicano de San Luis Potosí. Ávila resulto herido en el ataque.

Según las investigaciones, el agente Zapata luchó con sus agresores cuando intentaban sacarlo del vehículo y le dispararon por lo menos tres veces a través de la ventanilla del automóvil que había sido dejada abierta accidentalmente.