Exigen Amigos de Siria a Irán y Hezbolá retirar a sus combatientes

El grupo Amigos de Siria exigió hoy a Irán y a su aliado Hezbolá retirar inmediatamente a sus combatientes de Siria, ya que su presencia representa una "flagante violación" del territorio sirio y una "grave amenaza" a la estabilidad regional.

En un comunicado emitido tras una reunión en Amán (Jordania), la alianza denunció la intervención de combatientes extranjeros a favor del régimen del presidente Bashar al-Assad, en especial del Hezbolá, el grupo chiíta libanés.

Los Amigos de Siria -Jordania, Egipto, Qatar, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Turquía, Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Italia y Alemania, reiteraron la necesidad de formar un gobierno de transición, con el objetivo final de redactar una nueva Constitución.

"El objetivo final del periodo de transición debe incluir la adopción de una nueva Constitución que garantice la igualdad de derechos de todos los ciudadanos sirios", reza el comunicado conjunto, recogido por el diario The Jordan Times.

Los cancilleres de los 11 países Amigos de Siria aseguraron que aumentarán su apoyo a la oposición siria y tomarán todas las medidas necesarias hasta que una conferencia internacional, propuesta por Rusia y Estados Unidos, dé paso a un gobierno de transición.

Expresaron su preocupación por el creciente radicalismo en ambos bandos del conflicto y de la presencia de elementos terroristas en Siria, lo que profundizan los temores sobre el futuro de Siria.

Los ministros manifestaron su "extrema preocupación por el creciente número de informes sobre el uso de armas químicas por parte del régimen sirio", subrayando la necesidad de permitir que las Naciones Unidas lleven a cabo una investigación a fondo.

Asimismo, los cancilleres de los países Amigos de Siria apoyaron la iniciativa de Rusia y Estados Unidos de convocar una conferencia internacional sobre Siria, a celebrarse en Ginebra en una fecha por aún definir.

"Los ministros acordaron intensificar la cooperación mutua y la coordinación de los esfuerzos con otros países para garantizar una buena organización de la conferencia internacional y lograr una solución política de la crisis siria", según el comunicado.

En Estambul (Turquía), la principal coalición de la oposición siria comenzó este jueves una reunión de tres días para decidir si participa en la conferencia internacional de paz y elegir a los nuevos dirigentes, entre ellos su nuevo presidente.

En este encuentro también se evaluará la situación sobre el terreno tras la ofensiva lanzada por el régimen sirio, con apoyo de Hezbolá, contra la ciudad de Quseir.

Al menos 75 combatientes de Hezbolá han muerto desde que comenzó, hace varios meses, a participar en el conflicto en Siria, en especial en Quseir, informaron fuentes de la milicia chiíta libanesa.