Participan funcionarios de Cuauhtémoc en caminata a ciegas

Funcionarios de la delegación Cuauhtémoc iniciaron la Primera Caminata a Ciegas Delegacional, con el objetivo de sensibilizarse ante las necesidades de las personas invidentes.

Con antifaces y bastones para personas con discapacidad los servidores públicos salieron del Centro Internacional Pro Ciegos, en la calle Mariano Azuela, colonia Santa María la Ribera, para recorrer 1.5 kilómetros hacia la explanada del tren suburbano en Buenavista.

A media calle de haber iniciado la jornada, el grupo encabezado por el director general de Desarrollo Social en la demarcación política, Édgar Doroteo García, se encontró con el primer obstáculo mientras intentaba cruzar la calle: un taxi invadiendo el paso peatonal.

En otra esquina sin semáforo para invidentes los funcionarios tuvieron que calcular el tiempo para cruzar y enfrentaron a automovilistas ansiosos que los apresuraron haciendo sonar las bocinas, lo que también sucedió cuando tomaron un puente peatonal en la avenida de los Insurgentes Norte.

Los participantes también se encontraron con anuncios publicitarios de helados, garrafones de agua que los dueños de las misceláneas colocan en las aceras, alambres colgando en puentes peatonales, jardineras y puestos ambulantes.

En un ejercicio como el juego de la gallina ciega, con el auxilio de la directora y rehabilitadoras del Comité Internacional pro Ciegos, sortearon el cruce del Metrobús en Buenavista y llegaron a salvo a la explanada del suburbano en esa estación.

Esa actividad se inscribe en el Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal que establece el diseño de programas de capacitación y sensibilización de servidores públicos sobre las personas con discapacidad.

El recorrido que personas sin alguna discapacidad realizarían en un tiempo de entre 15 y 20 minutos, los integrantes de la caminata lo hicieron en 40 minutos.