Llama Cameron a los británicos a unirse contra el terrorismo

El primer ministro de Reino Unido, David Cameron, afirmó hoy que no se rendirá ante el terrorismo, un día después del asesinato de un soldado británico en el sureño barrio londinense de Woolwich, a manos de dos presuntos islamistas radicales.

En conferencia de prensa al termino de una reunión de seguridad, Cameron condenó el ataque contra un miembro de las Fuerzas Armadas británica, que calificó de repugnante e injustificable, y afirmó que Reino Unido actuará firmemente en contra del terrorismo.

"No nos rendiremos ante el terrorismo", afirmó el jefe de gobierno ante el crimen que ha causado revuelo en todo el país, además de protestas y ataques contra varias mezquitas en Londres, según un reporte de la cadena británica BBC.

Cameron consideró que la mejor manera de combatir al terrorismo es la unidad de los británicos y no ceder al miedo, "La gente que hizo esto está intentado dividirnos. Pero lo único que conseguirán es que estemos más unidos", afirmó.

Derrotaremos al extremismo violento manteniéndonos unidos, respaldando a la policía y a los servicios de seguridad y sobre todo combatiremos la narrativa venenosa del extremismo que alimenta esta violencia, añadió.

El militar británico, cuya identidad no ha sido revelada, fue asesinado la tarde del miércoles por dos individuos con cuchillos y machetes cerca de un cuartel de entrenamiento de la Artillería montada real, en Woolwich, al grito de "¡Alá es grande!".

Los agresores, hombres jóvenes de raza negra, fueron detenidos anoche por la Policía, poco después de cometer su crimen y permanecer en el lugar e incluso dejarse fotografiar y grabar por testigos, con los cuchillos en mano ensangrentados.

Durante su arresto, los sospechosos resultaron heridos por disparos de la Policía, con lo que fueron hospitalizados bajo custodia, uno de ellos en estado grave.

Cameron destacó que el asesinato no estuvo motivado "por cuestión religiosa o política" y reiteró su compromiso de combatir el terrorismo.

"El gobierno británico seguirá trabajando con otros países en el mundo para eliminar el terrorismo internacional, que se ha cobrado más vidas de musulmanes que de ninguna otra religión", señaló el premier británico.

El primer ministro dijo que el ataque contra el soldado británico es una traición al Islam, ya que nada en la religión islámica justifica que se haya llevado acabo este crimen, "el terrorismo que hemos visto en nuestras pantallas de televisión no tiene justificación alguna".

De acuerdo con la BBC de Londres, uno de los atacante, cuya imagen apareció en la televisión británica, ha sido identificado como, Michael Adebolaj de 28 años, un británico de origen nigeriano, convertido al Islam.

En un video, grabado por un transeúnte, se va claramente a Adebolaj con las manos llenas de sangre, pidiendo perdón a la mujeres por ser testigos del crimen y asegurando que llevó a cabo el ataque porque los soldados británicos matan a musulmanes todos los días.

"Lo maté porque los soldados matan a los musulmanes y estoy harto que estas personas maten musulmanes en Irak y Afganistán", afirmó, justificando su agresión.

Sin embargo, el Consejo Musulmán de Reino Unido condenó el asesinato del soldado británico en activo y lo calificó como "un acto de verdadera barbarie que no tiene ninguna base en el Islam".