Comparte México ante ONU modelos de participación política indígena

México compartió en Naciones Unidas (ONU) modelos de participación en los que pueblos indígenas inciden en la política local y se abren paso en la esfera nacional, lo que puede ser un ejemplo para otros países en el mundo.

En un panel celebrado la noche del miércoles, el magistrado presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Alejandro Luna Ramos, indicó que los ejemplos son la comunidad michoacana de Cherán, los usos y costumbres en Oaxaca, y la asociación política Shuta Yoma.

"Es un paso muy importante en el devenir político del país por una circunstancia muy específica: parecía que los derechos en relación a las comunidades indígenas terminaban con decirles que se gobernaran con usos y costumbres, y que escogieran a sus representantes", dijo Luna Ramos.

En entrevista con Notimex, luego del panel "Protegiendo los derechos políticos electorales de los pueblos indígenas", Luna Ramos señaló que las tres instancias de participación de pueblos originarios en México son cosas que han resuelto "a contracorriente, creando criterios novedosos".

El magistrado explicó la importancia de Shuta Yoma, una asociación política formada por más de 10 etnias distintas de Oaxaca, y a la que el TEPJF le concedió más tiempo para lograr su registro como partido político ante las autoridades estatales.

"Nunca se pensó que un grupo de indígenas, de diferentes poblaciones y de más de 10 etnias totalmente diversas en su lengua, costumbres y usos, se empezara a reunir y formara una asociación civil, Shuta Yoma", asentó Luna Ramos.

En el panel participaron además el representante permanente de México ante la ONU, Luis Alfonso de Alba, así como el director para América Latina del Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD), Heraldo Muñoz.

Muñoz consideró que el liderazgo de México en presentar ejemplos de participación política de comunidades indígenas ha sido visible debido a que el gobierno ha tomado acciones concretas en el ámbito electoral, lo que va más allá de las declaraciones.

"Estas son acciones concretas, que se están haciendo, y por eso mi percepción es que México es un buen ejemplo de cómo se va de la palabra a la acción, de los deseos y principios a las realidades que empiezan a cambiar", afirmó Muñoz.

El también subsecretario de la ONU resaltó los avances en las últimas décadas de la democracia en América Latina, pero advirtió que ésta se encuentra aún en construcción y que resultará fundamental integrar a los pueblos indígenas en la participación política.

"La incorporación de los pueblos indígenas a la democracia es aún un trabajo en construcción, y en ese sentido nuestras democracias tienen problemas de calidad. Debemos avanzar en ese objetivo, y hacer efectivos los derechos de los pueblos indígenas", enfatizó.

En un informe difundido el miércoles, el PNUD resaltó el aumento de la participación política general de indígenas en América Latina, aunque alertó que el mayor rezago se da en la integración de mujeres de comunidades originarias a puestos de representación popular.