Ofrece Julio Iglesias inolvidable velada ante fans tapatíos

El cantante Julio Iglesias presentó aquí un inolvidable y romántico concierto, en el que hizo un recorrido de sus grandes éxitos para llevarse de nueva cuenta el corazón de más de siete mil seguidores que se dieron cita en el Auditorio Telmex.

Bien plantado en el escenario, impecablemente vestido y con ese carisma que lo ha llevado a conquistar a millones de seres a través de su música por todo el mundo, el español lo mismo interpretó boleros que tango y música ranchera mexicana.

Acompañado de un grupo de músicos y tres sensuales coristas, Julio Iglesias deleitó con una treintena de temas, mismos que fueron seleccionados de sus 80 álbumes de estudio que lo han llevado a vender más de 300 millones de discos en todo el mundo.

Arrancó la velada con "Amor, amor, amor" y desde ese momento el público se emocionó y con aplausos le demostró su cariño. Siguió con "La gota fría", tema con el que invitó a disfrutar la velada diciendo: "Quiero ver esta noche la alegría de México".

El cantante compartió con los presentes que nunca se imaginó que en esta gira por México se daría cuenta que su música se ha transmitido de generación en generación.

"Jamás imaginé que abuelos y abuelas, padres y madres le trasmitirían esta música a sus hijos", afirmó el cantante y agradeció el cariño brindado por México desde hace 40 años cuando piso por primera vez este país.

Continuó la velada con "Nathalie" y "Un canto Galicia", momento que aprovechó para recordar que él es una mezcla del norte y sur de España, que en el mundo es lo mismo que decir de dos razas distintas.

Cantó "A media luz" y luego dijo: "Esta sí vamos a cantar juntos y es posiblemente la canción más grande de la música mexicana" animando al público con "Échame a mí la culpa".

No podía faltar en su repertorio "Me olvidé de vivir", "Mammy blue", "Me siento de aquí", "Manuela", "De niña a mujer", "El amor", "La carretera", "México", "Careless whisper", "Caruso", "Corazón partío", "Derroche", "Abrázame", "Hey", "Cumparsita" y "Me va, me va".

Para cerrar con broche de oro, el artista complació con "La vida sigue igual", "Por el amor de una mujer", "A mi manera" y de nuevo "Me va, me va" para irse del escenario, dejando en claro que como su primera vez en los escenarios, se presentó sin pesarle los miles de conciertos dados por el mundo en más de cuatro décadas.