Abordan en libro la violencia entre sexos

La investigadora del Tecnológico de Monterrey, Campus Guadalajara, María de la Paz Toldos Romero, dijo que en su nuevo libro abre un espacio para que se hable de la violencia que sufren los hombres, "ya no sesgar la violencia a un género, más aún, para evidenciar que la violencia afecta a todos y por ello debemos prevenirla".

Al presentar su libro "Hombres víctimas, mujeres agresoras: la cara oculta de la violencia entre sexos", agregó que hace un análisis de qué es la violencia y su origen; tipos de violencia que existen, cómo perciben la violencia los jóvenes, cómo manifiestan la violencia los varones y las mujeres; qué es la violencia de género; la victimización, entre cosas.

Señaló que el libro pone en la mesa el tema qué se puede hacer para erradicar la violencia.

"Hay que terminar la guerra entre sexos, hay que dejar la búsqueda de las diferencias y de las semejanzas que nos separan aún más; y la mejor manera de erradicar esta problemática es la educación para la prevención".

Añadió que "hay que poner en marcha factores de protección y el medio educativo es el marco primordial donde se trabaje la autoestima de las personas; también hay que desarrollar educación para la igualdad, basado en los derechos humanos fundamentales".

María de la Paz Toldos Romero es doctora en psicología y su línea de investigación ha sido en temas de violencia en la pareja, hacia la mujer, percepción de los jóvenes sobre la violencia y ahora toca el tema de la violencia hacia el varón.

El libro nació a partir de su tesis de doctorado ´Adolescencia, violencia y género´, donde analizó cómo es que se convierten en personas violentas, trabajo que llegó a manos de una editorial, que le solicitó redactar un libro, pero que dejara el corte académico-científico.

Manifestó que en ese trabajo decidió enfocarse en la violencia hacia los hombres, ya que es un área poca explorada.

"En mi labor como investigadora y profesional de la psicología había abordado reiteradamente la violencia hacia las mujeres, más aún, ya hay mucho trabajo y políticas para prevenir la violencia hacia las féminas, y el campo masculino estaba desierto", apuntó.