Estima UBS crecimiento de 3.2% del PIB nacional al concluir este año

A pesar de la decepción registrada en el primer trimestre de 2013, este año el Producto Interno Bruto (PIB) de México puede crecer 3.2 por ciento, afirmó la economista Mónica De La Grange, directora para la Banca Privada de UBS en México.

En entrevista con Notimex, afirmó que el panorama económico para México este año será cautelosamente optimista, considerando que se habían creado muchas expectativas de lo que pudiera hacer el país este primer semestre por el asunto político y el de las reformas.

Sin embargo, recalcó que en la realidad es que México no tiene las herramientas para satisfacer esas expectativas, por lo que el crecimiento que podrá tener el PIB no se le puede considerar dramáticamente bajo pese a que sería menor al que se tuvo en los últimos tres años.

Manifestó que la disminución que ha registrado la economía global ha sido mucho menor a la de 2009 y por ende la de México tampoco no ha tenido una caída fuerte, gracias a que el consumidor mexicano es ahora más defensivo.

Añadió que el consumidor mexicano es más estable en la actualidad y sin importar el tema político, ya se sentaron las bases en los últimos años para que el mercado interno sea lo suficientemente fuerte como para saldar el choque externo ante la caída en las exportaciones.

En este sentido, consideró que el segundo semestre será mucho más atractivo, impulsado por la mejoría en el crecimiento de Estados Unidos en donde se espera que el consumidor estadunidense vuelva a ser como antes de la crisis global.

Asimismo, indicó que los cambios en Japón es la gran noticia de los mercados globales, al modificar por completo su forma de hacer política monetaria y fiscal, ya que ha empezado a hacer algo parecido de lo que se vio en Estados Unidos.

Recordó que Estados Unidos imprimió más billetes para incentivar su economía y por ello, se espera que Japón duplique su base monetaria en los próximos dos años con el objetivo de salir de la trampa de crecimiento que venía registrando desde los 90 e incentivar al consumidor japonés.

Subrayó que, sin duda, esa gran noticia de Japón le beneficiará a México por ser un país manufacturero exportador y podrá voltear al mercado japonés con atino para el incremento en las exportaciones.

Agregó que México también tiene que atraer mayor inversión extranjera y que sea más rentable, además, dijo, es necesario que el gobierno empiece a tomar un papel más relevante en la forma de hacer política fiscal y gasto fiscal.

Puntualizó que en el primer trimestre una de las grandes caídas de los indicadores de crecimiento en México fue el gasto fiscal del gobierno, al disminuir en más de un 10 por ciento, lo cual se vio reflejado en el crecimiento del PIB, aunado a la baja en las exportaciones y a que el consumo interno no se movió tan rápido como el año pasado.

Por ello, destacó que se requiere un gobierno que sea capaz de aplicar esa política fiscal como lo ha hecho Estados Unidos y otros países, es decir, en el momento en que se ve una caída en el crecimiento el gobierno gasta más y cuando empieza a recuperarse gasta menos.

Por otra parte, resaltó que en México se logrará la meta conservadora de crear 500 mil nuevos empleos este año, de hecho dio a conocer que en el primer trimestre ya se habían logrado 300 mil plazas, lo que indica que fácilmente se cumplirá con el objetivo.