Recibe el Papa Francisco al presidente de El Salvador

El Papa Francisco recibió hoy en audiencia privada al presidente de El Salvador, Mauricio Funes, con quien abordó -entre otras cosas- temas como la erradicación de la pobreza y de la criminalidad organizada.

El cara a cara entre ambos duró unos 12 minutos y tuvo lugar en la biblioteca personal del pontífice, ubicada en el segundo piso del Palacio Apostólico del Vaticano. Acompañó al mandatario una delegación compuesta por unas siete personas.

Según informó la sala de prensa del Vaticano, el encuentro se desarrolló en un "clima de cordialidad" y durante el mismo se habló del arzobispo Oscar Arnulfo Romero y Galdámez, arzobispo de San Salvador asesinado en 1980 mientras celebraba la misa.

"También se ha manifestado aprecio por la contribución que la Iglesia ofrece para la reconciliación y la consolidación de la paz, al igual que en los sectores de la caridad, la educación, la erradicación de la pobreza y de la criminalidad organizada", indicó una declaración.

"Asimismo, se han abordado algunos temas de carácter ético como la defensa de la vida humana, del matrimonio y de la familia", agregó.

Tras el diálogo en privado, se pasó a un intercambio de regalos. El presidente Funes obsequió un relicario con figuras estilizadas de personas y niños que contiene un pedazo de la vestidura que monseñor Romero usaba cuando fue acribillado a balazos.

En cambio recibió, de manos de Jorge Mario Bergoglio, rosarios y las medallas de su pontificado las distribuyó a los miembros de la delegación.

Tras despedirse de Francisco, el mandatario se reunió -también en privado- con el "número dos" del Vaticano, el secretario de Estado Tarcisio Bertone, quien estaba acompañado por el secretario para las Relaciones con los Estados, Dominique Mamberti.