Enferman más de 500 estudiantes chinos por intoxicación alimentaria

Al menos 548 estudiantes en la provincia china de Qinghai enfermaron después de consumir leche y galletas proporcionadas por medio centenar de escuelas de la región, en el último caso de intoxicación alimentaria en el país, informaron hoy las autoridades.

Los jóvenes pertenecían a 56 de las 72 escuelas primarias y secundarias del condado de Datong, según las autoridades, que dijeron que los estudiantes sufrieron vómitos, náuseas y dolores tras consumir leche y galletas proporcionadas por las autoridades.

Las autoridades están investigando si se trata de una intoxicación alimentaria corriente o si, por el contrario, es un nuevo escándalo por la alteración de los alimentos, uno de los problemas que más preocupa a los ciudadanos chinos.

China se ve afectada de forma recurrente por escándalos alimenticios que las autoridades no han logrado reducir en los últimos años, pese a que Pekín aprobó en 2012 un nuevo sistema estándar de control en la cadena de producción de alimentos.

Una investigación de la policía china destapó este mes que, desde 2009, una organización criminal compró carne de rata y zorro y la vendió en mercados de Shanghai y Jiangsu como carne de cordero.

El sector lácteo ha sido uno de los más golpeados por este tipo de escándalos, sobre todo después de que la contaminación de leche para bebés con melamina por varias empresas líderes en el sector provocara en 2008 un escándalo a nivel mundial.

Al menos seis niños murieron y otros 300 mil se vieron afectados por esta resina tóxica añadida a la leche para simular un mayor valor proteínico, provocando desconfianza entre los ciudadanos a las marcas de leche autóctonas.