Destacan magistrados del TEPJF importancia de derechos indígenas

Los magistrados del TEPJF, Alejandro Luna Ramos y Constancio Carrasco Daza, coincidieron en que los derechos políticos-electorales y humanos fundamentales de las comunidades indígenas son importantes para la participación incluyente en los procesos electorales.

En el marco del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de las Naciones Unidas, destacaron la trascendencia del caso Shuta Yoma, en el que se logró el registro de esa asociación política y con ello se erigió su derecho a la participación electoral.

En su intervención, el magistrado presidente, José Alejandro Luna Ramos, destacó que al resolver el juicio interpuesto por la asociación civil Shuta Yoma, en Oaxaca, en octubre de 2012, el TEPJF "reconoció un sistema electoral mixto de partidos occidentales y étnicos".

Recordó que los agravios que se presentaron en ese caso sólo expresaban la dolencia provocada a esa comunidad por la negativa de las autoridades electorales de no poder participar en el proceso político electoral previsto para este año, al no permitir el registro de un partido local.

Ante ello, indicó que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ha brindado su apoyo a los partidos políticos identificados como indígenas, para cumplir con el objetivo de garantizar el derecho de libre asociación en esas comunidades.

Asimismo, recalcó que el TEPJF protege los derechos ciudadanos y en especial de los miembros indígenas, quienes "han conservado su autonomía" y "fortalecido su identidad".

"Hago votos porque las experiencias que ha tenido México en la protección de su sector indígena, inspiren a otras naciones y tengan un efecto positivo sobre las condiciones de vida y desarrollo en esos pueblos a lo largo del mundo", confió Luna Ramos.

A su vez, el magistrado Constancio Carrasco Daza subrayó la importancia que tienen los partidos políticos para promover la participación del pueblo en la vida democrática.

Sin embargo, precisó que éstos no "han materializado una auténtica convicción para favorecer una participación política incluyente", por lo que aún quedan cosas por hacer en esta materia.

Destacó también el caso Shuta Yoma, en el que se "evidenció una sensibilidad especial en el reclamo que hacían los integrantes de esas comunidades".

Al respecto, reconoció que la sentencia permitió una posibilidad real de participar en el poder público, sin importar las comunidades de donde provengan sus integrantes.

Carrasco Daza consideró que para alcanzar plenitud en la participación política efectiva en las comunidades indígenas, se deben tomar en cuenta, entre otros factores, los derechos de gobierno y autodeterminación.

Asimismo, reconocimiento pleno a los derechos culturales de cada comunidad y que los partidos políticos adopten acciones afirmativas incluyentes de ese sector de la población, puntualizó.