Levanta COB paro tras aceptar propuesta del gobierno boliviano

La Central Obrera Bolivia (COB) levantó hoy el paro nacional que mantenía desde el pasado 6 de mayo, con bloqueos de ruta, tras aceptar la oferta del gobierno en torno a las modificaciones al actual sistema de pensiones.

El secretario ejecutivo de la multisindical, Juan Carlos Trujillo, dijo en declaraciones divulgadas por la estatal agencia ABI que la propuesta gubernamental fue aceptada por el ampliado nacional de la COB, por lo que se puso a fin a las protestas y bloqueos de ruta.

Explicó que la COB ingresó en un "cuarto intermedio" por 30 días hasta que se concrete el acuerdo al que llegaron las partes sobre el pliego petitorio planteado por los trabajadores, el cual aún no ha sido firmado.

"Entramos en un cuarto intermedio, con levantar todas las medidas y retornar a trabajar y estar en estado de emergencia por estos 30 días para ya de una vez firmar el acuerdo correspondiente y empezar a trabajar en los puntos planteados", indicó Trujillo.

Rechazó, por otra parte, las denuncias sobre los supuestos vínculos de las protestas de la COB con intentos golpistas o desestabilizadores contra el gobierno del presidente Evo Morales.

Comentó, en ese sentido, que la aceptación de la oferta presentada por el Ejecutivo sobre un alza de las jubilaciones "demuestra" la posición de los trabajadores de defender la democracia en Bolivia.

"Los trabajadores del país, a la cabeza de nuestros compañeros mineros, siempre hemos sido defensores, constructores de la democracia en nuestro país y la COB demuestra, con firmeza, garantizar la democracia en nuestro país", enfatizó Trujillo.

ABI indicó que durante la mañana de este miércoles, el secretario ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia, Miguel Pérez, anunció también que todos los afiliados a esa organización abandonarán la ciudad de La Paz.

Explicó que la medida es "para evitar cualquier confrontación con las organizaciones sociales que decidieron marchar el 23 de mayo en defensa del gobierno del presidente Evo Morales".

La COB realizó durante 16 días un paro, con marchas y bloqueo de caminos, para exigir la modificación del sistema de pensiones, para jubilarse con el 100 por ciento de los últimos 24 salarios y una pensión de hasta ocho mil bolivianos (mil 140 dólares).

El gobierno de Morales aseveró que la demanda de la COB pondría en riesgo el Fondo Solidario, creado con el propósito de aumentar las pensiones de los que perciben salarios bajos.