Afirma banco central que la economía de Japón ha comenzado a repuntar

El Banco de Japón mejoró hoy su evaluación de la economía del país, gracias a una fuerte demanda nacional e internacional, y se comprometió a mantener ese impulso para combatir la inflación.

En una declaración emitida al concluir su reunión política, el banco central aseguró que la economía de Japón "ha comenzado a repuntar", sostenida por una recuperación en las economías extranjeras, así como una mejora en el consumo y en la producción del país.

En su reunión anterior, celebrada el pasado 26 de abril, el Banco de Japón indicó que la economía había dejado el debilitamiento y mostraba algunos signos de recuperación.

Ahora, al confirmar una mejora económica, la institución anunció que mantendrá las actuales medidas de flexibilización monetaria introducidas a principios de abril pasado para alcanzar una meta de inflación de 2.0 por ciento en dos años.

"Hemos movido nuestra evaluación económica un paso adelante. Hay un desarrollo más brillante en el consumo personal, en los gastos y en la producción industrial", sostuvo el gobernador del banco central Haruhiko Kuroda en rueda de prensa después de la reunión.

En su declaración, el Banco de Japón dijo que garantizará operaciones de mercado flexibles con tasas de interés de largo plazo, así como de compra de bonos, de acuerdo con despachos de la agencia local de noticias Kyodo.

Koruda reconoció que las tasas de interés hipotecarias han aumentado en cierta medida, pero añadió que ésto probablemente no tendrá un impacto significativo en la economía real.

El Banco de Japón mantuvo así su previsión de que la economía volverá a una senda de recuperación moderada.

El pasado lunes, el gobierno japonés también revisó al alza su evaluación básica de la economía en mayo, tras actualizar tres de las 14 categorías que toma en cuenta para su valoración (exportaciones, producción industrial y ganancias empresariales).

Según los datos del Producto Interno Bruto, publicadas la semana pasada, mostraron que la economía japonesa creció a un ritmo anualizado de 3.5 por ciento real, en el primer trimestre de 2013.