Rechazan libertad bajo fianza a Musharraf en caso de arresto de jueces

Un tribunal de Pakistán negó hoy la libertad bajo fianza al ex presidente Pervez Musharraf en relación a la destitución y detención de los jueces cuando impuso el estado de emergencia en 2007, informaron fuentes judiciales.

El fallo se produjo dos días después de que el Tribunal Antiterrorista de la ciudad paquistaní de Rawalpindi concedió la libertad bajo fianza a Musharraf por el caso del asesinato de la ex primera ministra Benazir Bhutto en 2007, pero aún enfrenta otro caso judicial.

El juez de la corte rechazó este miércoles la solicitud de libertad bajo fianza, después de escuchar a la defensa y la fiscalía, sin embargo el ex mandatario puede apelar a la Corte Suprema, indicó el fiscal Aamir Nadeem, citado por el diario paquistaní Dawn.

El fiscal defendió el fallo al argumentar que el estado de emergencia que Musharraf impuso el 3 de noviembre de 2007 fue perjudicial no sólo para los jueces, sino para la población en general.

Musharraf, presidente del país de 1999 a 2008, se encuentra bajo arresto domiciliario en su casa de campo ubicada en las afueras de Islamabad desde el pasado 19 de abril, debido a que enfrenta tres casos judiciales, entre ellos el asesinato de Bhutto.

El ex mandatario paquistaní, de 69 años de edad, es acusado de negligencia por no darle la protección adecuada a la ex primera ministra e ignorar las amenazas que pesaban sobre ella.

Bhutto murió el 27 de diciembre de 2007 junto a otras 24 personas a manos de un suicida de 15 años de edad que hizo estallar una carga explosiva tras un mitin en Rawalpindi, poco después de que la ex primer ministra volviera al país tras años de exilio.

El general retirado también tiene casos pendientes por la detención de varios jueces, por alterar el orden constitucional casi al final de su mandato, así como por su presunta relación con la muerte de un líder nacionalista de la provincia occidental de Baluchistán, Akbar Bugti.

Musharraf regresó a fines de marzo pasado a Pakistán tras cuatro años de auto-exilio entre Londres y Dubai, con la esperanza de presentarse en las elecciones legislativas del pasado 11 de mayo, pero una corte le prohibió participar y fue detenido y puesto en arresto domiciliario.