Alienta UE a adoptar nuevos objetivos mundiales para combatir pobreza

La Unión Europea (UE) presentó hoy aquí el IV Informe sobre Desarrollo 2013 "Post-2015: Acción Mundial para un Futuro Incluyente Sostenible", que anima a la comunidad internacional a adoptar un nuevo marco global de desarrollo.

La idea es dar continuidad a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), adoptados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el año 2000.

Según las conclusiones del informe, el nuevo marco deberá ser incluyente para hacer frente a la desigualdad, pobreza y desempleo, así como propiciar una política sostenible medioambiental, ya que los efectos del cambio climático también afectan a los grupos más desfavorecidos.

En cuanto a la pobreza, el informe concluye que hay que abordarla con una nueva interpretación que vaya más allá de una definición que se base en la renta de las personas y, en cambio, adoptar enfoques que sean más efectivos que garanticen otros servicios básicos.

El secretario general español de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Gonzalo Robles, destacó el papel que España ha jugado en la implementación de los ODM desde su adopción y agregó que ya se trabaja con think-tanks para la construcción de una nueva agenda.

Robles también dijo que la cooperación entre España y Latinoamérica es intensa y prioritaria, además de que el gobierno español lanzó recientemente el "marco estratégico de asociación" que busca tener una relación más cercana con cada país de América Latina.

Asimismo añadió que en la región latinoamericana ha habido un cambio cualitativo porque muchos países ya son de renta media, por lo que la cooperación ya no radica en aportar recursos económicos sino en aportar capacitación, formación y servicios sociales.

Por último, afirmó que es vital que confluyan de forma armoniosa el desarrollo socioeconómico y la sostenibilidad, porque sin medio ambiente no puede existir crecimiento económico.

El jefe de Unidad de Política y Coherencia de la Dirección General EuropeAid de la Comisión Europea, Gaspar Frontini, dijo que en América Latina se debe abordar la pobreza desde una perspectiva multidimensional.

Esto debido a que el acceso a servicios básicos como la salud, la educación y la vivienda son estándares que ayudan a combatir la exclusión social.

De cara al futuro sostuvo que el nuevo objetivo para 2030 es erradicar la pobreza, pero también ir más allá para tratar temas como la sostenibilidad, acceso a servicios básicos, derechos humanos y gobernanza.

Frontini añadió que desde la adopción de los ODM, la pobreza se ha reducido de forma sustancial en Asia principalmente, pero reconoció que en América Latina también han habido importantes avances.

Los responsables de la redacción del informe como Paul Engel, del European Centre for Development Policy Management (ECDPM) de Holanda, y Raphaelle Faure, del Overseas Development Institute (ODI) de Reino Unido, hablaron sobre el caso concreto de Perú.

El Informe Europeo de Desarrollo es una iniciativa lanzada en 2009 por la Comisión Europea adoptada por siete países (España, Finlandia, Francia, Alemania, Luxemburgo, Suecia y Reino Unido), que actúa de forma independiente y pretende propiciar el diálogo abierto entre los países.