Diseñan sistema para diagnosticar confiabilidad de ductos petroleros

Científicos de México, Inglaterra y Estados Unidos diseñan un sistema informático para diagnosticar la integridad y confiabilidad de los ductos petroleros que transportan hidrocarburos bajo el suelo, a lo largo de grandes distancias del país.

En un comunicado, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) informó que este grupo está formado por investigadores del Instituto de Ciencias Físicas de esta casa de estudios, la Universidad Autónoma de Campeche y el Southwest Research Institute de Estados Unidos.

También participan las empresas Penspen, de Inglaterra, y Corrosión y Protección, de México, financiados por el Fondo Conacyt-Sener-Hidrocarburos.

Al respecto, Lorenzo Martínez Gómez, investigador del Instituto de Ciencias Físicas e integrante de la compañía nacional, explicó que el sistema informático que se desarrolla analiza 480 variables, entre ellas, corrosión, acidez, fracturas, fugas y tipo de suelo, además de 11 amenazas como sismos, deslaves y sabotaje, entre otras.

Explicó que utiliza bases de datos, algoritmos matemáticos y modelos de visualización para conocer cada problema concreto en una zona petrolera y proponer formas de reducir los riesgos.

Señaló que este proyecto surgió de la necesidad de Petróleos Mexicanos (Pemex), la Secretaría de Energía (Sener) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) para hacer converger a los investigadores de México en torno a problemas sustantivos de la industria petrolera.

De manera particular en lo referente a la red nacional de ductos, que requiere mucha investigación por ser la última conexión de los hidrocarburos con el desarrollo económico y social del país, expuso.

Martínez Gómez refirió que la red de Pemex se encarga de energizar al país y mover a la industria de los hidrocarburos, que incluye líquidos y gases de naturaleza explosiva.

"Transportarlos tiene riesgos importantes para la sociedad, el ambiente y el negocio petrolero. Por ello, es vital identificar los mecanismos de transporte más seguros", resaltó.

En ese sentido, indicó que aun cuando el transporte por ductos es el más confiable, pues se basa en instalaciones fijas enterradas metros bajo tierra, enfrenta riesgos como corrosión del interior hacia el exterior.

También, agregó, tiene problemas de fragilización y fractura del acero; robo de combustible; fugas; deslaves y sismos y el riesgo se incrementa en sitios con más población o en ecosistemas ambientales sensibles.

Detalló que el modelo científico que analizarán con el programa informático se basa en una ruta real que va de Cuernavaca a la ciudad de México, cruza por zonas pobladas, sísmicas, lacustres y otras con una altura de más de tres mil metros (de regreso a Cuernavaca).

"Tiene todos los peligros posibles y por eso la utilizamos como modelo", agregó.