Debate Senado argentino millonario "blanqueo" de dólares

La Cámara de Senadores de Argentina comenzó a debatir hoy el proyecto enviado por la presidenta Cristina Fernández, que busca que los ahorristas "blanqueen" e inviertan aquí cinco mil millones de dólares.

La sesión plenaria comenzó al mediodía y se espera que sea maratónica, pese a que el oficialismo cuenta con los votos necesarios para aprobar el plan, que después será enviado para su ratificación a la Cámara de Diputados.

El gabinete económico dio a conocer hace dos semanas y de manera sorpresiva un plan para que los ahorristas inviertan sus dólares en bonos del mercado inmobiliario y energético aun sin haberlos declarado previamente.

Quienes se sumen a este programa podrán blanquear el dinero sin pagar impuestos ni recibir sanciones, lo que ha sido criticado, ya que es como premiar a quienes apostaron a una devaluación y atesoraron dólares de manera ilegal.

La medida fue propuesta en momentos en los que el dólar ilegal o paralelo había superado el precio récord de 10 pesos, mientras la divisa oficial mantenía su valor de 5.2 pesos.

De acuerdo con estimaciones oficiales, los argentinos tienen guardados 40 mil millones de dólares en el mercado negro dentro del país, y entre 120 mil y 160 mil millones en distintas plazas financieras internacionales.

Esta disparidad entre el mercado negro y el legal complica la economía porque genera un mercado negro especulativo que afecta precios de importaciones y exportaciones, así como el valor de las propiedades o la libre disponibilidad de la moneda estadunidense.

El llamado "megacanje" implica la creación de un Bono Argentino de Ahorro para el Desarrollo Económico (Baade), el Pagaré de Ahorro para el Desarrollo Económico (PADE) y el Certificado de Depósito para Inversión (Cedin).

Con estos bonos, el gobierno apunta a que los ahorristas transparenten e inviertan sus dólares, principalmente en el sector inmobiliario y el energético, pero descartó que puedan sumarse al proyecto quienes ya sean investigados por el fisco.

En medio de los vaivenes del mercado cambiario, la presidenta Cristina Fernández advirtió que, pese a las presiones de los especuladores, durante su gobierno no impulsará ninguna devaluación.