Considera extrema derecha francesa acto político suicido en Notre Dame

El suicidio del escritor y activista Dominique Venner en la Catedral de Notre Dame la víspera fue "un acto eminentemente político", aseguraron líderes del Frente Nacional de Francia.

Venner había dejado este lunes un ensayo final en su página electrónica donde sugería que su suicidio fuera concebido como una protesta en contra la reciente aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo en Francia y la inmigración africana.

También dejó un mensaje que fue leído después de su suicidio en la conservadora Radio Courtoisie, donde indica que su sacrificio es necesario "para romper con el letargo que nos está agobiando", y despertar a "las conciencias dormidas".

La líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, dijo que con su suicidio Venner "trató de despertar al pueblo" francés, reportó el canal de noticias France 24 News, .

Acotó que "es en la vida y en la esperanza con lo que Francia se renovará y salvará a sí misma".

Para Bruno Gollnisch, también del Frente Nacional y miembro del Parlamento Europeo, Venner era un "intelectual muy brillante", cuya acción "es una protesta contra la decadencia de nuestra sociedad", dijo al canal de televisión BFM TV.

La ley de matrimonio entre personas del mismo sexo ha provocado numerosas protestas en Francia, en particular entre los grupos de derecha, y fue promulgada por el presidente François Hollande el domingo pasado.

Venner también denunció la inmigración del norte de África que, según dijo, era el verdadero "peligro", pidiendo a los activistas a tomar medidas para proteger a las "identidades francesas y europeas".

Venner luchó por Francia en la guerra de independencia de Argelia entre 1954 y 1962 y fue miembro de la Organización Armada Secreta (OEA), grupo paramilitar de corta duración que se opuso a la independencia del país africano.