Podrán los chiles sazón a festival en Culhuacán

El chile jalapeño, cuaresmeño, serrano, guajillo, chipotle, habanero y pasilla, entre otros, protagonizarán el Primer Festival de Chiles, Salsas y Molcajetes, que se llevará a cabo, del 24 al 26 de mayo, en el Centro Comunitario Ex Convento de Culhuacán, en esta ciudad.

En el festival se exhibirán fotografías de los diversos tipos de chiles que hay en México, serán cerca de 50 tipos los que se podrán degustar, a través de más de 20 salsas. Además, entre las actividades destacan conferencias, proyecciones de videos sobre las cocina mexicana y presentaciones musicales y dancísticas, a cargo de grupos culturales de Culhuacán.

Igualmente, habrán visitas guiadas por el ex convento agustino del siglo XVI y talleres gastronómicos. Las actividades estarán a cargo de siete restaurantes, una institución educativa y un artesano de molcajetes que viene de Puebla.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en la celebración, que busca promover la importancia del fruto, se observarán desde especies tan conocidas como el jalapeño, hasta aquellos cuya ingesta es prácticamente local como el chilpaya o "mira pa´ arriba".

El presidente del patronato de la Feria de la Enchilada, Jaime Ortega Zaldivar, señaló que el chile es un alimento representativo e identitario de México, ya que es el país que más lo consume a nivel mundial y posee la mayor variedad de ellos, debido a sus distintas condiciones climáticas y geográficas.

Añadió que México exporta 500 mil toneladas al año de chiles frescos y 60 mil de secos, principalmente a Estados Unidos y Europa, lo que ubica al país en el sexto productor a nivel mundial.

En México, el chile más consumido por sus habitantes es el jalapeño, también conocido como cuaresmeño cuando aún está verde, y llamado chipotle en seco. Es de mencionar 60 por ciento de la producción nacional se utiliza en la industria de encurtidos, 20 por ciento se come fresco y el resto se destina a la elaboración de chipotles, mencionó.

Al respecto, Víctor Heber Aguilar Rincón, investigador del Instituto de Recursos Genéticos y Productividad del Colegio de Postgraduados, indicó que este tipo de chile y el serrano son los más exportados a Estados Unidos.

Ortega mencionó que con los chiles se pueden realizar infinidad de salsas crudas, cocidas y mixtas, cada una con un sabor singular e inigualable cuando son "molcajeteadas", pues en este mortero utilizado desde la época prehispánica para la molienda de granos y especies, los ingredientes sueltan todas sus esencias y aceites, mezclándose entre sí y dando un sabor único.

Molcajete viene de las palabras náhuatl mollicaxtli y temolcaxitl, que significan cajete para la salsa o cajete de piedra para el mole, y durante el festival se exhibirán más de 20 de ellos, algunos de hasta 500 años de antigüedad.

El chile ha sido una base nutrimental en México desde épocas prehispánicas, utilizado incluso por grupos nómadas hace más de cinco mil años. Cuando Cristóbal Colón llegó a América llamó pimiento de indias a este fruto, debido a su sabor tan fuerte que le hizo evocar a la pimienta.

Durante la Conquista, en el siglo XVI, los españoles lo nombraron "ají" y lo utilizaban para sazonar carnes. Posteriormente, lo llevaron a España para cultivarse y al adaptarse a esas tierras perdió su rasgo característico: el picor, convirtiéndose en chile dulce, hoy conocido como pimiento morrón.