Festejan en casa del adulto mayor de Cancún cumpleaños 97 de Alicia

No fue una sesión de bohemia como cualquiera otra que tienen cada martes en la casa "Nohoch Hah", en esta ocasión la tertulia incluyó un festejo muy especial: el cumpleaños 97 de Alicia Domínguez Luna, que bien vale una canción.

Pero no fue una sola, varios de sus compañeros en la casa "Nohoch Nah", que opera en las instalaciones centrales del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) municipal, fueron los que se animaron a demostrar sus dotes artísticas.

Algunos le cantaron, como Juan Areizaga Rocha, de 91 años, otros leyeron versos de Pablo Neruda, pero lo que más le gustó a "Lichita" es que se acordaron de ella y pasó una mañana agradable, con música, arte y recuerdos, aunque dice, sólo faltó un "tequilita".

En la charla, Alicia Domínguez dijo que llegó a Quintana Roo a los tres o cuatro años de nacida, que no se acuerda de mucho en esa época, pues dice que en la zona no se hablaba de Cancún, ni de otras cosas.

Haciendo un esfuerzo adicional para recordar las cosas, indicó que nació en la zona de San Pedro de Los Pinos, que llegó a Quintana Roo y por una u otra causa, ya no se movió de este lugar.

En esta entidad tuvo a sus tres hijos, dos mujeres y un hombre, Marcela, Alicia y Pepe; acá conoció al que sería su marido, Ignacio Nieto.

No es fácil que exprese sus sentimientos, canciones como "Muñequita Linda", "A Mi manera", provocan que recuerde a Ignacio, al que murió hace poco más de seis años, "lo tengo muy presente aquí, en mi corazón", cuenta en relación con los recuerdos que tiene de Ignacio.

Se me adelantó, pero sé que está bien y eso es lo que más cuenta, agregó cuando de pronto empiezan a brotar sus lágrimas.

Alicia es el adulto mayor que más tiempo tiene de recibir atención en este lugar, que se inauguró en abril de 2001 y que funciona de lunes a viernes de 07:00 de la mañana a 16:00 horas.

Explicó que trabajó como instrumentalista en el IMSS, que se jubiló y ahora vive de su pensión; que tiene su casa, vive con sus hijos y que por las mañanas se la pasa con sus compañeros de la casa "Nohoch Nah".

En total son 11 compañeros, y son como una pequeña familia que aprovecha los momentos en grupo para distraerse, cantar, recitar e incluso, los jueves, bailar, si el cuerpo se los permite y aguanta.

De manera fortuita se logra la entrevista con Alicia, pues ni siquiera las personas que brindan atención en la casa, sabían del cumpleaños.

Ana María Lavalle Brenes es la encargada del lugar, donde se atiende a 11 señores, cuenta que este tipo de dinámicas que le hace mucha falta porque la soledad, pero sobre todo el silencio, no ayudan a estas personas.

"Trabajamos con mucho gusto, es un lugar lleno de magia, recuerdos, pero sobre todo ternura y amor", expresó.

Mientras tanto, "Licha" sigue recordando a "Nacho", las lágrimas siguen brotando pero son menos, las risas orillan a sus compañeros a pensar que está recordando alguna que otra travesura.