Vientos del tornado en Oklahoma alcanzaron 320 kilómetros por hora

El Servicio Nacional del Clima (NWS) estadunidense dijo hoy que el tornado que azotó la ciudad de Oklahoma y la comunidad de Moore alcanzó la escala EF-5, la mayor intensidad para este tipo de fenómeno, con vientos de hasta 320 kilómetros por hora.

La vocera del NWS en Oklahoma, Keli Pirtle, dijo que la dependencia decidió actualizar la medición del tornado, que pasó de EF-4 en la escala Fujita a EF-5, sobre la base de lo que un equipo de evaluación de daños vio en el terreno este martes.

El NWS utiliza la palabra "increíble" para describir el poder de las tormentas de categoría EF-5.

Un tornado de este tipo registra vientos de 320 a 520 kilómetros por hora, por lo que su fuerza puede provocar la destrucción total de edificios y dejar en cimientos casas bien construidas y de marcos firmes.

Un tornado EF-5 también puede provocar daños serios en las estructuras de concreto reforzadas con acero y colapsar edificios altos o provocarles deformaciones estructurales severas.

El NWS informó además este martes que el tornado registró un ancho de 2.09 kilómetros, y barrió un total de 17 kilómetros de largo, antes de desvanecerse.

Pirtle señaló que el tornado de este lunes es el primero que alcanza la categoría EF-5 este año en todo el país.

La cifra oficial de muertos por el tornado permanecía la tarde de este martes en 24, menos de la mitad de las que se reportaban la noche del lunes, cuando se estimaban 51 decesos.

Las autoridades han informado que entre los 24 fallecidos se incluyen nueve niños que perecieron al ser destruida su escuela primaria por los fuertes vientos.