Reestrenarán la ópera "Atzimba" en el Palacio de Bellas Artes

La ópera "Atzimba" se presentará el próximo 10 de abril en el Palacio de Bellas Artes, con libreto de Alberto Michel, reorquestada por el compositor mexicano Arturo Márquez, en coproducción con el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

El asalto operístico, un drama lírico en tres actos y siete cuadros del compositor duranguense Ricardo Castro (1864-1907), será reestrenado como parte del programa de la Ópera de Bellas Artes, en el marco del 150 Aniversario del natalicio de Castro.

El montaje de la ópera contará con la dirección musical de Enrique Patrón de Rueda y la dirección escénica de Antonio Salinas, junto con la dirección coral de Iván López Reynoso y la escenografía de Jesús Hernández.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), el elenco estará integrado por la soprano Violeta Dávalos, en el papel de Atzimba; el tenor José Luis Duval, en el rol del capitán Jorge de Villadiego.

Además de la contralto Ana Caridad Acosta como Sirunda, y los barítonos Armando Gama, Guillermo Ruiz y Carlos Sánchez, en los papeles de Hirepan, Huepác y el Rey Tzimzitcha, respectivamente.

"Atzimba" es un montaje rico en acordes amplios y majestuosos, sobre todo en la Danza Tarasca, con coros de guerreros y sacerdotisas llenos de vigor y valentía.

La historia de corte romántico se desarrolla durante la época de la Conquista de Michoacán, en 1522, y relata el amorío inaceptable entre una princesa tarasca y un capitán español, malogrado a causa del sacerdote Huepác, quien también está enamorado de ella.

Una filigrana de instrumentación se refleja en el intermezzo con la romanza del capitán Jorge de Villadiego que expresa el amor que siente su alma por la princesa Atzimba.

La combinación de las voces en los bellos dúos de amor, forma un conjunto digno de admiración, complementado con los profundos sonidos de guerra de los teponaztles, destaca el INBA..

La representación exige capacidad vocal, principalmente para la soprano Violeta Dávalos y para el tenor José Luis Duval, misma que permite al público disfrutar una ópera completa, tanto en la música como en su dramaturgia.

El estreno de la primera versión de la obra, a manera de comedia, se llevó a cabo en 1900 en el Teatro Abreu; sin embargo, el estreno mundial de la versión revisada por Ricardo Castro, eliminando la comedia, se realizó el mismo año en el Teatro Renacimiento.

Dicha ópera se presentó por primera vez en Bellas Artes en 1935 y se repuso en 1952.

Debido a que la partitura completa fue extraviada, Arturo Márquez se dio a la tarea de orquestar el material faltante, a partir del segundo acto.

En febrero pasado, la pieza fue repuesta a cargo del tenor José Luis Duval y la soprano Olivia Gorra, en Durango, tierra natal de Castro.