Inicia misión de Unasur reuniones de trabajo en Venezuela

La misión de cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) que gestiona una salida pacífica a la crisis que vive Venezuela inició hoy nuevas jornadas de trabajo en esta capital, informó la estatal agencia AVN.

En su portal electrónico, el medio oficial indicó que la delegación visita por segunda vez Caracas para participar en la Conferencia Nacional de Paz, promovida por el presidente venezolano Nicolás Maduro y con la participación de todos los sectores del país.

En su cuenta en la red social Twitter, el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño señaló que junto a sus homólogos que hacen parte de la misión del bloque regional sostendrán este lunes una reunión interna.

Luego, la delegación de cancilleres de la Unasur tiene previsto reunirse con el ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Elías Jaua y posteriormente con Maduro, en el presidencial Palacio de Miraflores.

Patiño adelantó que la agenda también prevé un encuentro en la tarde de este lunes con representantes de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Además de Patiño, de la misión hacen parte los cancilleres de Surinam, Winston Lackin; de Brasil, Luiz Figueiredo; de Argentina, Héctor Timerman; de Uruguay, Luis Almagro; de Chile, Heraldo Muñoz; de Bolivia, David Choquehuanca y de Colombia, María Ángela Holguín.

Jaua afirmó que sus pares sudamericanos "van a apoyar, acompañar, asesorar el diálogo en el marco de la Conferencia Nacional por la Paz, para terminar de borrar esa corriente violenta, extremista, que tanto dolor y sufrimiento ha causado a nuestro pueblo".

AVN indicó, en tanto, que "esta segunda visita se realiza con el objetivo de dar cumplimiento al Comunicado de la I Reunión de la Comisión de Cancilleres de Unasur".

Recordó que "una primera delegación de la Unasur visitó el país el 25 y 26 de marzo, días en que se reunieron con representantes de la Iglesia católica, estudiantes bolivarianos y de la derecha, y empresarios".

Tras cumplir esa primera visita, la misión del bloque sudamericano emitió un comunicado en el que instó a deponer todas las acciones violentas en Venezuela y condenó "cualquier tentativa de ruptura del orden constitucional".

AVN aseguró que "desde el pasado 12 de febrero, grupos de la ultraderecha y terroristas iniciaron acciones violentas en algunas ciudades del país causando el asesinato de 39 personas y el asedio a numerosas instituciones del país".

"El Ejecutivo y el pueblo organizado han neutralizado la violencia a través de movilizaciones pacíficas y la contención de los grupos de ultraderecha por parte de los órganos de seguridad", agregó el medio oficial venezolano.