Régimen de Assad ya no está en peligro de ser derrocado: Hezbolá

El presidente de Siria, Bashar al-Assad, ya no corre el riesgo de ser derrocado, incluso aspira a su reelección en las próximas elecciones, afirmó hoy el secretario general el grupo chiíta libanés Hezbola, Sayed Hassan Nasrallah."El peligro de la caída del régimen sirio ha terminado después de tres años de conflicto", dijo Nasrallah en una entrevista con el diario libanés As-Safir, en la que agregó que cree que al-Assad se postularía para un tercer mandato en las elecciones previstas para julio próximo."Es natural que sea candidato y creo que ocurrirá", señaló Nasrallah sobre las elecciones previstas pese al actual conflicto y el desplazamiento de la población dentro de Siria.El secretario general de Hezbolá, cuyos combatientes apoyan a al-Assad dentro de Siria, indicó que "los rebeldes pueden optar por una guerra de desgaste, siempre y cuando los países los financien, pero en el horizonte la oposición siria no parece ser capaz de librar una gran guerra".Destacó que el conflicto sirio de tres años ha demostrado que el régimen de al-Assad no es "débil" y que el presidente goza de "un amplio apoyo"."Hemos pasado el peligro de una división en Siria", aseguró, añadiendo que existen ofertas diplomáticas de países árabes sunitas si al-Assad corta relaciones con Irán.Precisó que la batalla en Siria no está destinada a crear democracia y justicia o a combatir la corrupción, sino a cambiar la orientación de Siria, en base a las muchas ofertas que ha recibido el presidente al-Assad.Asimismo, Nasrallah dijo que la amenaza de bombardeos en Líbano "ha disminuido considerablemente" debido a las medidas adoptadas a lo largo de la frontera sirio-libanesa.La implicación de Hezbolá en la guerra en Siria ha exacerbado las tensiones en Líbano entre sunitas y chiítas, lo que ha provocado un aumento de los choques armados en varias regiones del país y de los atentados terroristas.Por otra parte, Nasrallah expresó su satisfacción por los avances militares del Ejército sirio en el sur y el norte del país, en referencia a las regiones de Deraa y Kasab.NTX/GMP/FJ