Van nueve detenidos por caso Chilón, en Chiapas

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Chiapas informó que detuvo a cinco personas más presuntamente vinculadas con los hechos ocurridos en el municipio de Chilón el sábado pasado, con lo que la cifra de aprehendidos asciende a nueve.

Los detenidos son Sebastián Álvarez Gómez, de 21 años; Juan Hernández López, de 39; Jerónimo Álvarez Hernández, de 29; Juan Jiménez Ruiz, de 28; Jerónimo Vázquez Álvarez, de 70; Sebastián Álvarez Vázquez, de 28, y Manuel Guzmán Gómez, de 24 años; así como dos menores de 16 y 17 años.

La Fiscalía Especializada en Justicia Indígena dio a conocer que los presuntos responsables dieron positivo en la prueba de rodizonato de sodio, lo que confirma que sí dispararon un arma de fuego; además de que fueron señalados por las víctimas de haber disparado en su contra la mañana del sábado pasado.

De acuerdo con un comunicado de la PGJE, el día de los hechos un grupo de unos 25 hombres agredió con armas de fuego a las familias pertenecientes a la Organización Regional de Cafeticultores Autónomos de Ocosingo (ORCAO) que mantienen invadido el rancho San Luis Irineo en el municipio de Chilón.

Durante la agresión murieron Josefa Vázquez Álvarez, Pedro Gómez Gutiérrez, Juan Gómez Vázquez y Marcos Gómez Gutiérrez.

Además, resultaron lesionados Marcos Gómez Vázquez, Juan Gómez Pérez, Carlos José Vázquez Álvarez, Adelino Vázquez Hernández, Agustín Bautista Bolom, Jerónimo Vázquez Álvarez, Manuel Bautista Moshan, José Pérez Álvarez, Sebastián Pérez Gómez, Antonio Pérez Álvarez, Manuel Hernández Álvarez y Pedro Maldonado Pérez.

En el lugar fueron localizados una escopeta doble cañón calibre 16; nueve casquillos de escopeta calibre 12, dos de calibre 16, siete de calibre 20, dos de calibre 410, uno de calibre 38 y otro de calibre 22; así como tres cartuchos útiles calibre 22 y tres calibre 20.

Autoridades correspondientes ejercerán en las próximas horas acción penal contra los indiciados ante el juez penal correspondiente, por los delitos de homicidio calificado y lesiones calificadas, siendo ingresados al Centro de Reinserción Social para Sentenciados, desde donde enfrentarán el proceso en su contra.