Nibali no se conforma con el liderato y quiere una victoria de etapa

El ciclista local Vincenzo Nibali no se conforma con tener el liderato del Giro de Italia y este martes aseguró que intentará conquistar una etapa para alejarse todavía más de sus rivales.

"Quiero una victoria de etapa, aunque sé que va a ser muy difícil", declaró al término de la décima sexta jornada del Giro, que tuvo como escenarios principales las localidades de Valloire e Ivrea con un trayecto de 238 kilómetros.

Nibali culminó en el lugar 12, a 14 segundos del vencedor, el español Benat Intxausti Elorriaga (5:52:48 horas). "Aceleré cuando la superficie de la carretera era buena, pero había muchos riachuelos y no me gustaron las condiciones", se quejó.

"Por eso, decidí no correr ningún riesgo", añadió el corredor de Astana, campeón este año de la Tirreno-Adriático y Giro del Trentino.

El oriundo de Mesina, subcampeón del Giro en 2011, lidera la general con un crono de 67:55:36 horas, posee una ventaja de 1:26 minutos sobre su más cercano perseguidor, el australiano Cadel Evans, y está a 3:53 de su compatriota Michele Scarponi, uno de los favoritos.

"Scarponi se encuentra, de nuevo, a pocos minutos y Cadel Evans está mucho más cerca", advirtió. "Las etapas más importantes son Mori-Polsa (18), Val Martello (19) y Tre Cime (20)" sentenció.