Busca Funes a funcionarios para dirigir seguridad de El Salvador

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, analiza la designación de los nuevos titulares del Ministerio de Seguridad Pública y de la Policía Nacional (PNC).

Esto luego que la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) anuló los nombramientos de los funcionarios que ocupaban esos cargos, confirmó este martes una fuente oficial.

El secretario de Asuntos Estratégicos y ministro de Educación, Hato Hasbun, dijo este martes a periodistas que el mandatario está buscado a los profesionales que cubrirán las actuales vacantes de la PNC y del Ministerio de Seguridad, y en su momento oportuno lo anunciará.

Hasbun rechazó que el ex fiscal general, Astor Escalante, vaya a ocupar la dirección de la PNC, tras los rumores de la prensa local, lo mismo que el director del Organismo de Inteligencia del Estado (OIE) vaya a pasar a la cartera de Seguridad.

La polémica sentencia de la Sala anuló a Munguía Payés y a Francisco Salinas, ambos militares en retiro como ministro de la Seguridad Pública y director de la PNC respectivamente, tras el argumento que son militares, lo cual choca con la nueva doctrina que señala que la seguridad tiene que estar en manos de autoridades civiles.

La resolución ha generado mucha controversia y rechazo, por considerar que los magistrados de la Sala extralimitaron sus funciones y la decisión ha sido más de carácter político que jurídico.

El presidente salvadoreño Mauricio Funes calificó la sentencia, que ha acatado, como "antimilitar y de fobia" contra la Fuerza Armada.

El fallo se dio en momentos que el gobierno aprovecha la tregua pactada entre las dos principales pandillas para reducir los homicidios, con el fin de lanzar programas de reinserción para jóvenes en riesgo y evitar que se enrolen en estos grupos.

Munguía Payés rompió silencio este martes y se sumó a las críticas, al afirmar que la sentencia judicial que declaró ilegal su nombramiento, es una "humillación" a la Fuerza Armada.

"Tiene un contenido altamente antimilitarista y creo que es una sentencia peligrosa, porque al interior del fallo se está descalificando la participación que la Fuerza Armada está dando en apoyo a la seguridad pública", agregó el militar.

La resolución preocupa además, porque la sentencia deja entrever que los seis mil 200 soldados que ha sacado el mandatario a las calles para colaborar con la PNC en las labores de seguridad, podría quedar sin efecto, y eso sería peligroso porque habría alza de los homicidios.