Marcan incidentes último mensaje anual del presidente chileno

Un número indeterminado de detenidos, comercios saqueados y dos motocicletas de la policía incendiadas dieron un marco de violencia al último mensaje anual del presidente chileno Sebastián Piñera, entregado hoy en el Congreso Nacional.

La manifestación opositora fue convocada por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la Asociación Nacional de Empleados Fiscales (Anef), la Confederación Nacional de Estudiantes de Chile (Confech), y los estudiantes secundarios.

Los incidentes se prolongaron por más de dos horas y fueron protagonizados por "encapuchados" que atacaron a las fuerzas policiales con bombas incendiarias e iniciaron saqueos de comercios en el centro de esta ciudad, sede del Congreso Nacional.

Las fuerzas policiales repelieron a los manifestantes con carros lanzagua y lanzagases y fuerzas antidisturbios.

Fuentes periodísticas calcularon en unas 10 mil personas las que iniciaron la marcha por las calles céntricas de este puerto ubicado a unos 120 kilómetros al noroeste de Santiago, en momentos en que el jefe de Estado hablaba ante el Congreso pleno.

En su mensaje, el último antes de entregar el mando en marzo próximo, Piñera aseguró que "Chile es un mejor país para vivir en comparación a tres años atrás" cuando gobernaba Michelle Bachelet, quien no estuvo presente en la ceremonia.

Piñera destacó: en sólo tres años "hemos reconstruido gran parte de lo que el terremoto y maremoto destruyeron" el 27 de febrero de 2010, 11 días antes que asumiera el cargo.

"Podemos decir que Chile está creciendo con fuerza, casi alcanzamos el pleno empleo; la pobreza y desigualdad han bajado; los salarios están aumentando con vigor. Todos coinciden que la educación es mejor y la delincuencia bajó", dijo.

Apuntó que el país creció en promedio un 5.8 por ciento en los tres años cumplidos de su gobierno, "el mejor índice de los países de la OCDE", y "en contraste con el 3.3 por ciento registrado de 2006 a 2009", y se crearon más de 800 mil empleos.

En su mensaje, el presidente chileno anunció también el envío al Congreso de proyectos de ley para transformar el actual Ministerio de Agricultura en "Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentos" y establecer la obligatoriedad del kinder en la educación preescolar.

Piñera también se pronunció categóricamente contra el aborto y anunció un bono para las familias a partir del "tercer hijo o más", entre otras medidas.