Se reunen autoridades de UE y presidente chino a puertas cerradas

El presidente de China, Xi Jinping, se reunió hoy aquí con las máximas autoridades de la Unión Europea (UE) y protagonizó la primera visita de un jefe de Estado de su país a la sede de la mancomunidad.

El encuentro con los presidentes de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, y del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, concluyó sin declaraciones a la prensa, al contrario de lo que es habitual en ocasiones de ese tipo.

Por su parte, el presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz, quien también se entrevistó con Xi, afirmó en un comunicado que el gobierno chino está comprometido con "un diálogo abierto y directo sobre todos los temas".

"El presidente Xi Jinping y yo coincidimos en que toda asociación creciente, entre la UE y China, enfrenta diferencias y dificultades, pero el diálogo es la clave para superarlas", sostuvo.

"Su visita es una señal clara del compromiso del gobierno chino con un diálogo abierto y directo sobre todos los temas", opinó Schulz.

China es el segundo socio comercial de la UE, después de Estados Unidos, con 434 mil millones de euros en intercambios de bienes y otros 43 mil millones en servicios en 2012.

Los dos gigantes son socios estratégicos desde 2003 y negocian actualmente la convergencia de normas y regulaciones técnicas para facilitar el comercio, además de un acuerdo de inversiones.

En un comunicado, el Ejecutivo europeo afirmó que la UE y China "comparten la responsabilidad de promover un crecimiento fuerte, sostenible y equilibrado".

También aseguró que la mancomunidad "está comprometida con la promoción de los derechos humanos en todo el mundo y mantiene un diálogo formal regular con China sobre el tema".

"Manifestamos nuestras preocupaciones con temas específicos en público y en privado si es necesario", dijo la CE, recordando que un representante especial de la UE para los derechos humanos visitó el país asiático en septiembre pasado.

Esa misión "abrió un nuevo canal de comunicación de alto nivel con China e identificó nuevas áreas para proyectos concretos destinados a mejorar las vidas de las personas", añadió Bruselas.