Al menos 13 muertos dejan nuevos ataques en Irak

Al menos 13 personas murieron y decenas resultaron heridas hoy en ataques con bombas registrados en Irak, 24 horas después de que una ola de atentados sectarios en todo el país dejó al menos 95 decesos.

El gobernador de la provincia de Salahuddin, Ahmed Abdullah al-Jubouri, escapó a un intento de asesinato luego que dos artefactos explosivos fueron detonados cuando pasaba su convoy en el distrito de Riad en el oeste de Kirkuk.

Dos coches bomba golpearon la norteña ciudad de Tuz Khurmato, también en la provincia de Salahuddin, poblada por turcomanos en su mayoría, que es reclamada por el gobierno de Bagdad y los kurdos.

Este ataque dejó tres personas muertas y al menos 43 heridos, luego que las bombas estallaron en Tuz Khurmato, a unos 170 kilómetros al norte de Bagdad, reportó el sitio de noticias IraqiNews.

La ola de atentados ha marcado al período como uno de los más violentos en Irak en los últimos meses. Los ataques se han vinculado a la creciente tensión política y sectaria.

Por otra parte, tres bombas explotaron en el mercado de ganado en el distrito de al-Aruba en Kirkuk, matando a seis personas, mientras que un atacante suicida mató a tres en un ataque contra una patrulla del ejército en una zona sunita de Tarmiyah, al norte de Bagdad.

A raíz de los atentados del lunes, el primer ministro Nouri al-Maliki prometió hacer cambios inmediatos en la estrategia de seguridad y que los autores "no podrán volver a (Irak) a revivir el conflicto sectario".