Paz, una expresión integral de la vida mexicana: Wole Soyinka

A diferencia de Carlos Fuentes (1928-2012), en cuyos discursos eran más político, Octavio Paz (1914-1998) fue más activista, era una expresión integral de la vida mexicana, un poeta que no era de libro de texto, sino un poeta para la gente, aseguró hoy aquí el escritor nigeriano Wole Soyinka (1934).

El primer africano en conseguir el Premio Nobel de Literatura, en 1986, y quien esta noche participará en las actividades conmemorativas al Nobel mexicano en el Palacio de Bellas Artes, a 100 años de su natalicio, elogió la calidad no sólo literaria de Paz, sino su papel como intelectual, ensayista y diplomático.

"Los poetas latinoamericanos se toman muy en serio la misión de ser poetas, leen en los mercados, no descuidan su quehacer político, escapando a la persecución, tampoco descuidan la naturaleza, algo como Carlos Fuentes, aunque él era más novelista que poeta.

"Con Paz, recuerdo haber leído su escape por las montañas y fue una persona excepcional, a diferencia de Fuentes que fue un personaje muy político, Paz era un activista", insistió.

Tras señalar que cuando conoció la obra de Paz lo impresionó, Soyinka dijo que la manera como su obra hizo resonancia en él, más allá de su calidad poética, "fue que existe una afinidad de temperamento, no sólo era un poeta, sino un hombre de acción y era también un servidor público, lo cual era bastante inusual en un poeta".

El autor de textos como "Beautification of Area Boy" y "Aké", entre otros, calificó a Paz como un poeta de crucial importancia para México y América Latina y mencionó que "la cantidad de obras que se han hecho, es muestra clara de que es un poeta reconocido en la mayor parte del mundo".

Consideró que a 16 años de la muerte de Paz, la sociedad mexicana debe aprender a ser revolucionaria, "tal como él lo era, a pesar de que sus ideas políticas fueron controvertidas. Él estaba involucrado, estaba con la gente", agregó.

El autor nigeriano celebró la serie de actividades para recordar el natalicio del Nobel mexicano, al afirmar que es importante este tipo de eventos que celebran a este personaje y que estén teniendo lugar a través de conferencias y otras actividades.

En México, la mayor parte de la gente lee sobre otros temas, sobre problemas como la violencia o la migración, pero también se debe leer sobre sus grandes hombres, apuntó.