Remoción de Cordero compete sólo a dirigencia del PAN: legisladores

Legisladores de diversas fuerzas políticas externaron su respeto a la decisión de destituir a Ernesto Cordero como líder panista en el Senado y reconocieron que se trata de una facultad de la dirigencia de esa fuerza política.

En entrevistas por separado, coincidieron en que la remoción de Cordero Arroyo forma parte de un reacomodo dentro del Partido Acción Nacional (PAN) que encabeza Gustavo Madero Muñoz.

Los diputados Rubén Camarillo y Juan Pablo Adame llamaron a los senadores de su partido y al propio Cordero Arroyo actuar con prudencia para no afectar a su fuerza política en los procesos electorales del 7 de julio próximo en 14 entidades.

También pidieron a su ex coordinador de bancada acatar la decisión del dirigente nacional, Gustavo Madero Muñoz.

"Esto que estamos viendo es precisamente un reacomodo de fichas en el ajedrez político que tiene el PAN enfrente, y es un ajedrez que hay que cuidar con mucha inteligencia", señaló Camarillo Ortega.

El tema de fondo es si los panistas "vamos o no vamos a tener la institucionalidad que tenemos obligación de tener ante una decisión que tome en uso de sus facultades el presidente del partido".

Respecto a la carta que enviaron los senadores del PAN a su dirigente nacional, en la que expresan su apoyo y reconocimiento a Cordero Arroyo, el diputado panista confió en que la decisión que tomó el dirigente nacional sea respetada por todos.

A su vez, Juan Pablo Adame confió en que se podrán encontrar todos los caminos para solucionar dicho problema, lo cual debe concretarse en las instancias internas.

De su lado, el coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, negó que haya "embarcado" a Cordero en la presentación de un proyecto de reforma política, dijo que en "entre adultos, entre profesionales, nadie 'embarca' a nadie", y descartó que vayan a cambiar las condiciones de negociación con ese relevo en el PAN.

En rueda de prensa, en la que reconoció la labor de Cordero como coordinador del PAN y como presidente de la Mesa Directiva del Senado, precisó que de lo que es corresponsable es de la iniciativa de reforma política que presentó con el hasta hoy coordinador panista, pero su remoción es decisión de Gustavo Madero.

"Un profesional, un político tiene que medir perfectamente las consecuencias de lo que hace o no hace. De lo que dice o no dice, y nosotros perfectamente calculamos lo que hacemos y lo que decimos", aseveró Barbosa Huerta.

Agregó que la reforma política que presentó con Cordero la semana pasada, y que habría sido uno de los argumentos de Madero para removerlo, seguirá con su ruta crítica, aunque habrá días de "ajuste" en espera de que se nombre al nuevo coordinador del PAN.

El legislador expuso que el Partido de la Revolución Democrática (PRD) respeta la decisión estatutaria y autónoma que acuerde el PAN respecto al nuevo coordinador, de quien prefirió no definir un perfil, pero adelantó que habrá un trato institucional.

Interrogado sobre si puede darse una situación similar respecto a su liderazgo en el Senado, señaló que son panoramas diversos.

Explicó que esa no es una decisión de Jesús Zambrano, sino de todos los senadores y senadoras del PRD, "tengo comunicación adecuada con la dirigencia nacional, estamos armonizando el tema de la reforma política", aclaró.

En tanto, el senador panista, Javier Lozano Alarcón, criticó en entrevista la decisión de Madero Muñoz de remover a Ernesto Cordero.

Anunció que no asistirá a la reunión convocada por la dirigencia nacional, y consideró que "la remoción de Ernesto Cordero es porque es incómodo al gobierno, y se hizo en aras de mantener la cohesión y la armonía, si así se les puede llamar, en el Pacto por México".

El ex secretario del Trabajo sostuvo que la salida de Cordero como coordinador no cambiará la actitud ni la firmeza ni la claridad con la que la bancada se ha conducido todos estos meses.

De su lado, el senador Daniel Ávila Ruiz expuso en un comunicado que "nadie debe alarmarse con la decisión que tomó Madero, remover a los coordinadores de los grupos parlamentarios compete a las dirigencias nacionales de los partidos, y también lo hacen otras fuerzas políticas".

"Recordemos que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) lo ha hecho anteriormente, cuando Elba Esther Gordillo era diputada federal y coordinadora de los diputados y fue removida de su cargo".

Precisó que a diferencia de lo que sucede en otros partidos políticos, la remoción de Ernesto Cordero no significa fractura o división dentro de su grupo parlamentario.

En su oportunidad, la legisladora Marcela Torres Peimbert respaldó la decisión de su dirigente nacional, Gustavo Madero, de remover del cargo de coordinador senatorial a Ernesto Cordero.

En entrevista con Notimex, la senadora por Querétaro, una de los legisladores que no firmaron la carta de respaldo a Cordero, expuso que era insostenible mantener en el PAN dos liderazgos que volteaban para lados diferentes.

En su opinión, Cordero fue imprudente al presentar una iniciativa de reforma política "alterna" a la que promueve la dirigencia panista y aún más, al criticarla y señalar que no sería tomada en cuenta por él.

"Fue una declaración pública que confrontaba directamente a Madero, quien no tuvo más opción que removerlo del cargo. Madero actuó correctamente ante un desplante de ese tipo", aseveró.