Abordan legisladores reforma laboral y salario en foro

La diputada federal Socorro Ceseñas Chapa, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), consideró que el aumento a las percepciones no responde a las necesidades de los trabajadores ni del país.

Expuso que el costo de la canasta básica casi se duplicó de enero de 2013 al mismo mes de este año, al incrementarse de 3.77 a 6.17 por ciento.

La secretaria de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados sostuvo que en la actualidad el poder adquisitivo es menor en 28 por ciento al que se tenía en 1994.

Al participar en la conferencia "La reforma laboral, el salario y los sindicatos. ¿Qué hacer?", precisó que el alza en el paquete básico, conformado por más de 60 productos y servicios, se debió a los aumentos en los precios de limón y pollo, así como a los energéticos.

Señaló además que la existencia de dos zonas económicas, con percepciones de 63.77 y 67.29 pesos diarios, en ese orden, es una "discriminación flagrante a los derechos humanos y laborales".

Explicó que el salario mínimo "se encadena" al índice inflacionario de un solo dígito, lo cual es un error porque la inflación no es un número real y frena la recuperación adquisitiva, el mercado interno y la generación de empleos.

En tanto la diputada Julisa Mejía Guardado, también del PRD, señaló que esta conferencia es la última del ciclo sobre las reformas estructurales, y refirió que la laboral modificó 221 artículos, adicionó 88 y derogó 23 de la Ley Federal del Trabajo.

Por otra parte, el presidente de Junta Especial en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje del Distrito Federal, Lauro Jonathan Sol, al abordar reforma laboral, destacó la afectación a la estabilidad en el empleo y la discrecionalidad con la que el patrón decide horarios, salarios y despidos.