Descarta El Salvador salida militar por disputa con Honduras

El canciller de El Salvador, Jaime Miranda, dijo hoy que "no hay que dar cabida a una visión militar bélica", con respecto a la disputa que mantiene con Honduras por la Isla Conejo.

"Una guerra, eso ya no puede ser, ya no estamos en la época en que existan algunas intenciones, algunas personas interesadas, debemos de buscar formas de entendernos", señaló Miranda.

Afirmó que El Salvador debe descartar cualquier posibilidad de guerra con el vecino país, en su esfuerzo por recuperar el islote.

Según Miranda, la isla fue abandonada por las autoridades salvadoreñas en 1983 y desde entonces se han enviado 10 notas de protesta a Honduras, de las cuales cinco fueron presentados por el gobierno de Funes.

Recordó que en 2008, El Salvador, Honduras y Nicaragua, firmaron una declaración para mantener al Golfo de Fonseca como una zona de paz y desarrollo.

Un conflicto bélico iría contra el proceso integracionista de Centroamérica y no "no debemos apartarnos de ese camino".

Reveló que en los próximos días el presidente electo, Salvador Sánchez Cerén, se reunirá con el presidente de Honduras, Orlando Hernández, donde se podría abordar el tema.

Sánchez Cerén inició este viernes una gira por Centroamérica, con un primer encuentro por el presidente Otto Pérez de Guatemala, que incluye también Honduras.

El Salvador envió esta semana una nota de protesta a Honduras por la construcción de un helipuerto en la Isla Conejo que inauguró el pasado fin de semana el presidente hondureño y envió otra a la Organización de Naciones Unidas (ONU), donde denuncia la actitud expansionista de Tegucigalpa.

Por su parte, la Asamblea Legislativa de El Salvador cerró filas en torno a la tensión con Honduras y recomendó al gobierno, si fuera necesario buscar instancias internacionales para recuperar la zona, aunque señaló que deben agotarse primero todos mecanismos diplomáticos.

Los disputados de las diferentes bancadas calificaron como "provocativo", la edificación del helipuerto, al tiempo que solicitaron al gobierno salvadoreño mantenerse firme.

La legisladora del oficialista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Karina Sosa, dijo que hay documentos, en los cuales data que es El Salvador efectivamente es el que tiene posesión de esa Isla".

Pidió a las autoridades nacionales agotar las vías diplomáticas para dirimir el conflicto.

La Isla sólo tiene una extensión de 0.4 kilómetros cuadrados en disputa, pero lo importante es que son tres millas marinas a su alrededor, explicó la legisladora.

Antonio Armendáriz, coronel y diputado del Partido de Concertación Nacional (PCN), sugirió al gobierno acudir ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya para dirimir el nuevo litigio.