Acusan a Correa ante CIDH de ilegal concentración de medios de prensa

Grupos promotores de la libertad de expresión denunciaron aquí lo que calificaron como una ilegal concentración de medios de prensa por parte del gobierno de Ecuador, usados en una campaña de denostación contra periodistas y opositores.

Revelaron además el endurecimiento de la campaña oficial de censura contra medios de información críticos, abriendo ahora la ruta penal en los casos que los medios se han resistido a medidas dictadas por Superintendencia de Comunicación al amparo de la nueva ley de comunicación.

En una audiencia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el periodista Cesar Ricaurte consideró que estas y otras acciones evidencian la "voluntad del actual gobierno por no dialogar con la sociedad civil así como su desinterés por los derechos humanos".

Ricaurte aludió igualmente la decisión de último momento del gobierno de Ecuador de no asistir a la audiencia de este viernes anunciada el jueves por el canciller David Patiño de manara verbal.

Dio a conocer igualmente el anuncio de Ecuador de no acatar las medidas cautelares que la comisión otorgó este lunes a favor de tres personas acusadas y sentenciadas por el delito de difamación, después de que éstos acusaron a Correa de genocidio.

Dijo que la negativa de acatar las recomendaciones resultó igualmente sorpresiva porque fue comunicada a través de altos funcionarios del gobierno como el canciller y el secretario ejecutivo de la Presidencia.

"Dado que las medidas cautelares implican la no ejecución de una sentencia, cualquier pronunciamiento debería ser emitido por la corte nacional. Que esto no haya sucedido demuestra la falta de independencia de la justicia en Ecuador", apuntó.

Hizo notar que en este caso, que involucra a Cléver Jiménez Cabrera, Fernando Alcibíades Villavicencio Valencia y Carlos Figueroa, "el presidente Correa tiene intereses personales".

Para el comunicador ese caso y otros son reflejo de la acelerada descomposición de la situación de la libertad de expresión "fruto de la aplicación severa y arbitraria de la ley de comunicación".

Como prueba de lo anterior hizo notar que desde que el gobierno designó del superintendente de la información, este ha iniciado más de 100 procesos contra medios de comunicación y periodistas independientes.

Ricaurte señaló además que los medios de comunicación que han sido confiscados por el gobierno de Correa "se han convertido en la punta de lanza de un gigantesco aparato de propaganda estatal utilizado para perseguir las voces críticas".

Recordó que el decomiso de una estación de televisión cinco años atrás, avalada por una "cuestionable sentencia judicial, sustenta una ilegítima concentración de medios en manos del Estado, lo que constituye un grave problema para la libertad de expresión en Ecuador".

Mauricio Alarcón, asesor jurídico de la Fundación Andina para el Estudio de Medios (Fundamedios), denunció que el gobierno busca ahora extender a Internet su campaña de sometimiento contra la prensa escrita, televisiva y radial.

Explicó que el gobierno promueve esta vertiente al amparo de la ley de comunicación, aún cuando ésta no contiene disposiciones al respecto.

Ricaurte y Alarcón hicieron notar que en su afán de control de los medios, el gobierno ecuatoriano ha registrado incluso bajo derechos de autor todas las imágenes públicas de Correa y sus discursos, impidiendo con ello su uso por terceras partes.

Hablando en la misma audiencia, Alarcón renovó su llamado a la CIDH para que realice una visita "un situ" a Ecuador a partir de la invitación hecha por ese gobierno en 2012 y elaborar un informe especial con recomendaciones.

Igualmente pidió a la CIDH solicitar a la Corte Interamericana una opinión consultiva sobre el derecho a la libertad de expresión en Ecuador, a fin de determinar si es compatible con la Convención Americana de Derechos Humanos.

Alarcón alertó también a los comisionados sobre "posibles actos de intimidación y amenazas de las que podríamos ser objeto por comparecer el día de hoy a esta audiencia, así como ha ocurrido en ocasiones anteriores".