Ultiman iniciativa para combatir robo de energía eléctrica

El gobierno guatemalteco promueve la creación de una fiscalía especial contra el robo de energía eléctrica, una práctica generalizada que causa importantes pérdidas económicas, informaron hoy fuentes oficiales.

La iniciativa para combatir el ilícito que se produce en amplias regiones del país fue propuesta en una reunión la semana pasada que encabezó el presidente Otto Pérez Molina.

Funcionarios del Ministerio de Energía y Minas (MEM) indicaron que se ultima la iniciativa con los responsables del área de seguridad del gobierno, Ministerio Público (MP), iniciativa privada y autoridades de los 338 municipios.

El propósito de la fiscalía especifica que lo que se prepara es contar con una instancia que se dedique a combatir el robo de energía eléctrica, que genera pérdidas al Estado por más de 250 millones de quetzales (31.2 millones de dólares).

El ministro de Energía y Minas, Erick Archila, indicó que la intención es que la fiscalía entre cuanto antes en funciones e investigue el robo en la red de suministro de electricidad, que además genera fallas en el servicio a nivel nacional.

Señaló que de acuerdo con los estudios del MEM el robo de energía eléctrica se registra principalmente en diez de los 22 departamentos del país (de 15 millones de habitantes).

El gobierno guatemalteco denunció que el robo de energía eléctrica -estimado en 250 millones de quetzales anuales- estaría relacionado con otros delitos, como el lavado de dinero.

El MEM indicó que algunos líderes de comunidades, quienes actúan al margen de la ley desde hace varios años, serían los responsables del ilícito al engañar a la población y cobrar más barato el servicio.

Consideró que unos 250 mil hogares de los diez departamentos se encuentran conectados de manera ilegal a una red de suministro de energía, por lo cual las autoridades han presentado 588 denuncias ante el MP.

Según datos oficiales, hasta el año pasado se contaba con una cobertura de electrificación de 89.5 por ciento, luego de que en 2012, al inicio del actual gobierno, el índice era de 85.7 por ciento.

El MEM precisó al respecto que los registros de 2013 eran de tres millones 136 mil 379 hogares, de los que dos millones 809 mil cuentan con el servicio de energía eléctrica.

El gobierno del presidente Pérez Molina se impuso como meta cerrar su gestión, en enero de 2016, con un índice de electrificación de 92 por ciento.