Grupo IUSA y el Politécnico firman convenio de vinculación

El Instituto Politécnico Nacional (IPN) y la empresa IUSA firmaron convenios de colaboración en materia de servicio social y prácticas profesionales que beneficiarán a estudiantes de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME), unidad Zacatenco.

Mediante estos instrumentos de cooperación, se prevé que 40 alumnos de la ESIME Zacatenco, con el más alto rendimiento académico, tengan la posibilidad de incorporarse al trabajo de algunas empresas de IUSA.

Ello, con la finalidad de contribuir al mejoramiento de los procesos de fabricación de productos a través de la aplicación de nuevas tecnologías, desarrollo de sistemas, prototipos y vigilancia tecnológica, además de fortalecer su formación profesional.

Durante la ceremonia, a directora general del IPN, Yoloxóchitl Bustamante Díez subrayó que el convenio podría beneficiar el proyecto de establecer en Atlacomulco, donde se ubica la mayor parte de las fábricas del Grupo IUSA, un plantel del Politécnico, cuyas características habrán de definirse de acuerdo con las necesidades del entorno.

El convenio se también prevé involucrar a otras unidades del Instituto Politécnico como la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería y Ciencias Sociales y Administrativas; la Unidad Profesional Interdisciplinaria en Ingeniería y Tecnologías Avanzadas, la Escuela Superior de Ingeniería Química e Industrias Extractivas; la Escuela Superior de Cómputo, y los campus Azcapotzalco, Culhuacán y Ticomán de la ESIME.

"Ya hemos definido, de manera conjunta, dos proyectos de desarrollo tecnológico con el esquema de Convenios Vinculados, a fin de que especialistas politécnicos propongan el diseño, certificación y fabricación de un foco tecnología LED, equivalente a un foco incandescente ahorrador compacto.

"Además, que busquen la reducción de 30 a 50 por ciento del costo en la fabricación de los aisladores de porcelana de baja, media y alta tensión", informó.

En tanto, el presidente del Consejo de Administración de IUSA, Carlos Peralta Quintero, sostuvo que la relación entre el Politécnico y esta empresa data de más de medio siglo, toda vez que su padre, Alejo Peralta Díaz-Ceballos, tuvo la oportunidad de dirigir al IPN años después de graduarse en la ESIME.

Gracias a ello, expuso, inició un proyecto de vida que años después dio origen al Grupo IUSA, lo que representa "una historia de esfuerzo, dedicación y éxito, en la que el Poli siempre ha estado presente".

Manifestó que este tipo de logros son testimonio de la gran calidad de este centro de enseñanza e investigación, semillero de profesionales, técnicos e investigadores, sin los cuales no se podría entender el México moderno que hoy tenemos.