Acción Nacional lleva a Senado iniciativa de Ley General Electoral

La bancada panista en el Senado de la República presentó la iniciativa de reforma que expide la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, con reglas específicas para que las nuevas instituciones organicen los comicios federales y locales.

"Proponemos una ley general que renueve el sistema para organizar elecciones en todo el país. La Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales no es una simple adecuación de la ley anterior", expuso en tribuna el senador Juan Carlos Romero Hicks.

Se trata de un esquema integral donde el nuevo Instituto Nacional Electoral (INE), y los organismos públicos locales en materia electoral, en el marco de sus responsabilidades y atribución que les otorga la Constitución, organizarán "todas las elecciones de México de ahora en adelante".

El país, agregó Romero Hicks, requiere de un órgano electoral fuerte, confiable, organizado con estructura suficiente para cumplir con sus responsabilidades.

Así, el nuevo INE pasará de ser un órgano que tenía la convocatoria de 333 elecciones: el Ejecutivo federal, las 32 del Senado de mayoría y las 300 plurinominales de la Cámara; a tener más de tres mil elecciones: dos mil 450 ayuntamientos, 682 diputados locales, 31 gobernadores y adicionalmente la jefatura del gobierno capitalino.

La propuesta de ley incluye 379 artículos, 25 transitorios y se redacta en seis libros: primero, la integración de los poderes federal y locales; segundo, organismos públicos locales en materia electoral, y junto con esto el INE.

Tercero, los procedimientos especiales del Instituto; cuarto, los procesos electorales; quinto, el voto de los mexicanos en el exterior, y sexto, de los regímenes sancionador electoral y disciplinario interno.

A nombre de la bancada del Partido Acción nacional (PAN), dijo, se plantea que el INE cuente con nuevos procedimientos para realizar tareas de fiscalización, demanda y exigencia a raíz de la última elección federal.

También, la organización del servicio profesional tanto en la parte nacional como local, requisitos y procedimientos para tratar a los partidos, así como las candidaturas independientes.

Flexibiliza los mecanismos para que mexicanos residentes en el extranjero emitan su voto a través de nuevas modalidades que incluso ya han sido aplicadas por algunas autoridades locales, como el voto digital.

La iniciativa, turnada a comisiones para su análisis, establece reglas para la organización de los debates y para garantizar la igualdad de candidaturas para cada género en las legislaturas locales y federales.

"Con esta propuesta hacemos una respetuosa contribución. Hoy queremos un país que tenga una democracia sin adjetivos, donde el ciudadano sepa que su voto cuenta, vale, que tiene autoridades con toda la legitimidad y los procesos están con el máximo de la transparencia", apuntó Romero Hicks.

Hasta poco antes de 1994, México tenía "dos cánceres electorales: el abstencionismo y el fraude; y hoy lo que queremos es que ambos estén atendidos para que no existan, y por eso establecemos normas imparciales para que estos órganos puedan tener el máximo de ejecución y credibilidad en el juego de la democracia".