EUA destina 720 mil dólares a programas ambientales fronterizos

La agencia estadounidense de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) destinó 720 mil dólares a 16 proyectos ubicados a lo largo de la frontera entre Texas y los estados de Tamaulipas y Nuevo León.

El congresista texano, Rubén Hinojosa, cuyo territorio distrital abarca los municipios fronterizos ubicados en el Valle del Río Grande, frontera con municipios Tamaulipecos, entre ellos Reynosa, indicó que con estos recursos se buscará mejorar la calidad del aire y las prioridades ambientales de dicha zona.

Indicó que estos recursos permitirán apoyar a las comunidades en la protección del medio ambiente a lo largo de zona fronteriza entre Texas y Tamaulipas.

"Vivimos en una zona única en la frontera de dos países donde deberíamos esforzarnos para trabajar juntos, para crear un mejor ambiente para nuestros residentes, quienes merecen vivir, trabajar y jugar en una comunidad saludable" dijo.

Hinojosa señaló que los fondos provienen de la colaboración con la Comisión de cooperación ambiental fronteriza, a través del programa ambiental binacional México-Estados Unidos, frontera 2020.

Los proyectos seleccionados abordan la salud pública y los objetivos de protección del medio ambiente del programa frontera 2020.

Ejemplificó que la Universidad de Texas Pan American (UTPA), ubicada a 30 minutos de Reynosa, recibirá un fondo de 26 mil dólares que destinará a proyectos de mejoras en el manejo de aguas residuales.

En tanto, la ciudad de Pharr, frontera con Reynosa, recibirá 20 mil dólares que le permitirán apoyar un programa de limpieza mensual; y la ciudad de Álamo recibirá casi 55 mil dólares para mejorar la recolección de residuos sólidos, reforzar programas de reciclaje y cuidado del medio ambiente.

Añadió que entre las ciudades mexicanas que se verán beneficiadas con dicho financiamiento destacan Nuevo Laredo, Tamaulipas (poco más de 32 mil dólares) para reducir las grasas y aceites que entran al sistema de agua provenientes de restaurantes y hoteles.

Así como la Secretaría de Desarrollo Sustentable de la ciudad de Monterrey, Nuevo León (21 mil 729 dólares) para la realización de proyectos encaminados al reciclaje.

Refirió que gracias a los recursos económicos que EPA ha destinado a municipios mexicanos y estadounidenses, se recolectaron más de 570 toneladas de desechos electrónicos, más de 12 millones de neumáticos inservibles así como la conexión a las redes de agua potable a más de 8.5 millones de residentes de ambos lados de la frontera.