Prima mexicana del rey de España lamenta la muerte de Adolfo Suárez

Marina De Santiago-de Borbón Haas Canalizo, prima mexicana del rey de España Juan Carlos I, lamentó profundamente la muerte de Adolfo Suárez, quien fuera presidente del gobierno español de 1976 a 1981.

"Adolfo Suárez González fue un pilar esencial para la restauración de la democracia y la monarquía moderna españolas, pues España ha tenido que pasar por varias restauraciones históricas", expuso en un comunicado.

En su mensaje aseveró que "Suárez fue un hombre que supo asumir su misión en la vida con conciencia, siempre vigilante y despierto, y jamás seducido ni distraído por el poder o las modas políticas pasajeras".

La tataranieta mexicana de la reina Isabel II de Borbón y del dos veces presidente de España, Luis González Bravo (de diciembre de 1843 a mayo de 1844 y de abril a septiembre de 1868), explicó los principales acontecimientos en transición política el país ibérico.

"Las tres restauraciones españolas fueron: la postnapoleónica con mi trastatarabuelo Fernando VII; luego la post- Revolución Gloriosa y Sexenio Democrático, donde el revolucionario afrancesado Emilio Castelar pretendió importar la Revolución Francesa a España", dijo.

Abundó que después de esos acontecimientos, su tatarabuela "Isabel II restauró la monarquía con su hijo Alfonso XIII, el hermano mayor de mi bisabuelo Cipriano" y que la última restauración "fue la posfranquista, con mi primo Juan Carlos I en la corona".

Explicó que, juntos, el actual monarca y Suárez González como presidente del Gobierno de España "le ofrecieron al pueblo la oportunidad de la democracia, abriendo un nuevo ciclo de optimismo para España".

De Santiago-de Borbón Haas Canalizo añadió en un comunicado que "el sistema democrático es imprescindible para garantizar la libertad y los derechos humanos, además que la Constitución de 1978 marcó grandes avances en los derechos de la mujer".

La también descendiente de Valentín Canalizo, presidente de México de octubre de 1843 a junio de 1844, resaltó que Adolfo Suárez en equipo con Juan Carlos de Borbón lograron sentar los cimientos fundamentales para la construcción de la España actual.

"No es fácil ser mandatario ni monarca y estar al frente de millones de ciudadanos; es una responsabilidad y un trabajo de colosal envergadura", opinó la única mujer borbona en México e Hispanoamérica.

"Lo principal es brindarle a la gente un lugar y país donde cada persona se pueda desarrollar, conforme a su destino personal, capacidades, y herencia cultural, familiar y genética", expuso.

Adolfo Suárez González falleció el del domingo pasado en una clínica de Madrid, donde permanecía ingresado a consecuencia de una neumonía reciente y como desenlace de la enfermedad degenerativa contra la que luchaba desde hacía 11 años.