Sigue cerrado acceso al Puerto de Houston por fuga de petróleo

El Canal de Navegación de Houston, conducto para que los pasen del Golfo de México a las terminales del Puerto de Houston, permanece cerrado por cuarto día consecutivo debido a la fuga de petróleo provocada por el choque de una barcaza.

El Servicio de Guarda Costas no ha dado una estimación de cuanto petróleo se ha derramado en el canal desde que se registró el accidente el sábado pasado.

En el momento del choque, la barcaza "Miss Susan" transportaba 924 mil galones de petróleo, equivalentes a unos tres millones 497 mil litros. La barcaza se hundió hasta el fondo del canal y permanece parcialmente sumergida.

El derrame de crudo representaba una amenaza para una zona ecológicamente sensible que sirve de hábitat a aves migratorias.

El petróleo derramado es de un tipo de crudo pesado que no se evapora rápidamente, por lo que es perjudicial para el medio ambiente y difícil de limpiar.

Es un petróleo "pegajoso, espeso. Es una cosa terrible de tener que limpiar", dijo Jim Suydam, vocero de la Oficina General de Tierras del estado de Texas, dependencia que maneja los recursos minerales y energéticos en tierras estatales.

Richard Gibbons, director de conservación de la Sociedad Audubon de Houston, dijo que existe un importante hábitat de aves playeras en ambos lados del canal de navegación de Houston.

"El momento realmente no podría ser mucho peor, ya que nos acercamos a la temporada de migración de las aves playeras", dijo Gibbons.

La contención del crudo derramado y la limpieza del canal de navegación se han dificultado a causa del viento y marejadas que transportan el petróleo aún más.

Pese a los esfuerzos de contención, una parte del petróleo vertido llegó ya al Golfo de México y a la orilla de algunas áreas de la isla de Galveston.

Las autoridades esperan que el cierre del canal de navegación de Houston pudiera terminar en algún momento de este martes, lo que permitiría que más de 80 barcos que han permanecido varados sin acceso a la vía reanuden su actividad.

Por el canal, que forma parte del Puerto de Houston, transitan normalmente unas 80 naves anchas diarias, así como alrededor de 300 a 400 remolcadores y barcazas.