Asegura español Carromero que fue víctima del régimen cubano

El dirigente de Nuevas Generaciones, la organización juvenil del gobernante Partido Popular (PP), Ángel Carromero, reiteró hoy que es inocente y "víctima del castrismo" que le obligó a dar una versión diferente de la muerte de Oswaldo Payá.

Al presentar aquí su libro "Muerte bajo sospecha", editado por Oberon (Grupo Anaya), el español habló del accidente de coche de julio de 2012 cerca de Bayamo, oriente de Cuba, que le llevó a prisión por homicidio imprudencial al morir el dirigente opositor Oswaldo Payá y Harold Cepero.

La justicia cubana lo condenó a cuatro años de prisión y en diciembre de 2012 fue entregado a España para que termine aquí de cumplir la condena.

En la presentación en un hotel de esta capital, aseguró que tras el accidente fue golpeado para hablar en un video sobre ese caso y que en esa imagen se muestran los golpes, no recibió ayuda de abogados ni de nadie.

"Soy inocente, una víctima del castrismo", dijo el dirigente de la formación conservadora al expresar que tanto Payá como Cepero no murieron en el momento del impacto, sino que las autoridades "se deshicieron de ellos".

Apuntó que el sueco Jens Aron Modig, que viajaba con ellos en el coche y resultó ileso, le entregó en un hospital los teléfonos de Payá y Cepero.

"Mi vida acabó en Cuba y me esfuerzo en tratar de rehacerla, pero para mí todo ha cambiado. El gran drama es que acabaron con Oswaldo y Harold", manifestó.

Lamentó que en España se tenga una imagen diferente de Cuba y hasta exista un "buenísmo" con el régimen, ya que el país caribeño "no es solo playas bonitas de Varadero, es una isla destruida por años de dictadura".

Sobre la petición de indulto al gobierno español, comentó que tras ser rechazada una primera vez porque el fiscal se opuso al considerar que no está arrepentido, y cuestionó: "De qué se tiene que arrepentir alguien que es inocente".

"Si hay un indulto justo sería éste. No veo causa objetiva para que no se conceda", manifestó.

Por su parte, la viuda de Payá, Ofelia Acevedo, expresó el apoyo de su familia a Carromero y criticó la actuación de la justicia española al aceptar la sentencia de Cuba aún cuando se trata de un asunto político.